Javier Tessio y Santiago Reboredo crearon Shakka Kiteboarding, la empresa que fabrica gran cantidad de las tablas de kite surf, kite foil y balance board de Mendoza. En breve lanzarán la línea de wing foil, el nuevo deporte acuático.

    Javier, diseñador industrial, y Santiago, arquitecto, son dos creativos que además practican todo tipo de deportes en el dique de Potrerillos. «Ambos nos hemos dedicado a nuestras profesiones que mezclan creatividad, construcción, fabricación e investigación de materiales. Además desde muy chicos, los dos somos apasionados por los deportes en contacto con la naturaleza y especialmente de deslizamiento en agua o nieve, como el surf, windsurf, el esquí, snowboard y kitesurf », comentan.

    «Combinamos nuestras habilidades y conocimientos profesionales como la pasión de crear, diseñar, desarrollar y fabricar, con el deporte, otra gran pasión».

    Santiago, por interés personal, había construido junto a su hermano, un velero en madera y una tabla de windsurf, más tarde se animó a hacer su propia tabla de kite. Su experiencia lo llevó a construir tablas por pedido, con diseños únicos. Javier, por su lado, fabricaba tablas de longboard. No tardaron en encontrarse y fundar en 2013 Shakka Kiteboaring.

    «Shakka es un saludo y símbolo de aloha, forma parte de la cultura local de Hawaii, lugar que ambos conocimos. Se interpreta como “tómalo con calma”. Y esa es nuestra búsqueda: desarrollar y producir objetos que nos conecten con la naturaleza, con nuestros amigos y familia. Productos que no sólo nos ayuden a mejorar en el deporte, sino que también nos permitan sentirnos más libres y nos alejen de la rutina diaria», dice Javier.

    La visión de industrializar de Javier y la experiencia de hacer tablas más personalizadas de Santiago, se potenciaron. Hoy la marca provee de tablas al 90% de los deportistas mendocinos. Son los únicos en Mendoza y de los dos o tres más destacados del país. «Ahora que la importación está complicada se han incrementado mucho nuestras ventas», asegura Santiago.

    Los diseños gráficos los hace Javier, hay tablas de serie, pero por un precio adicional hacen diseños exclusivos. Santiago empezó haciendo tablas personalizadas y se dieron cuenta que es un argumento de venta muy bueno porque en muy pocos lugares del mundo se fabrican diseños únicos.

    «Desarrollamos los productos en nuestro taller, desde el diseño y modelado digital 3d, la gráfica, los sistemas constructivos, maquinaria específica, etc. Algunos procesos básicos son tercerizados y se realizan en otros talleres locales», revelan.

    Trabajan con una mix de materiales importados, y otros nacionales. Mientras la madera, las resinas y la fibra de vidrio son argentinas, el plástico que recubre las tablas se compra en la fábrica europea que le vende a Salomon, y las fijaciones se las hacen con la marca Shakka en Slovenia.

    «El kitesurf es un deporte que tiene un gran crecimiento en el mundo. Lo interesante es que lo practicas en invierno, primavera, verano, otoño, es como salir a andar en bicicleta», comenta Santi Reboredo y agrega que cuando empezaron con el kite en el dique de Potrerillos, hace una década, no llegaban a ser más de quince los deportistas. Hoy suman cerca de 200 y cada año se agregan nuevos fanáticos.

     

    ¿En qué consiste el wing foil?

    Combina una vela inflable con forma de ala y una tabla que lleva como aleta un hydrofoil, dispositivo que genera sustentación y que permite navegar despegado del agua.

    Por otro lado el kitefoil consiste en ponerle a la tabla esta aleta con un mástil y un avioncito, nosotros fabricamos las tablas para hydrofoil pero no hacemos las quillas.

    ¿También se largaron a fabricar balance boards?

    Después de las tres primeras semanas de cuarentena estricta unos de los primeros rubros habilitados para volver a funcionar fue la fabricación de productos de madera. Es así que decidimos producir balance boards, tablas para hacer equilibrio y ejercicios sobre un rodillo. Han tenido mucho éxito, dadas las circunstancias. Son muy entretenidas para todas las edades y especialmente para los chicos, es el juego ideal para alejarlos un rato de las pantallas. También han tenido gran difusión entre los mayores para entrenamiento de complemento de distintos deportes y recuperación de lesiones.

    Forman parte del equipo de Shakka dos talentosos riders mendocinos, referentes en Argentina: Ivo Pionetti y Rodrigo Romero. «Ellos nos ayudan en el desarrollo y testeo de nuestras tablas y equipos, exigiéndolas al máximo en todas las condiciones posibles. Trabajamos también en conjunto con instructores locales, quienes utilizan tablas que hemos desarrollado específicamente para aprendices y que facilitan enormemente la evolución deportiva», destaca Javier.

    Seguilos en su IG