Café, vinería, mercado y restó, todo en un solo espacio que tiene como premisa «hacerte bien». Y te aseguramos que lo cumplen.

    En una esquina mítica de Chacras de Coria hace apenas una horas que abrió «La Gloria cantina cool», un lugar único que te transporta. Que te lleva a las casas de tus abuelos por sus techos de caña y los pisos con mayólicas de colores mostaza, pero que también te lleva a Portugal con los colores azules y celestes y al mar, a esa inmensidad por la que podemos viajar y encontrar la calma.

    La Gloria es el sueño de Jose Bahamonde y de Federico Ziegler, dos amigos que han recorrido el mundo probando distintos sabores y nutriéndose de culturas. Son unos apasionados del diseño creativo y de la cocina, respectivamente, y abrieron su propio lugar con todo lo que los representa.

    La Gloria (17)

    Este nuevo concepto ofrece opciones realmente variadas, para que la gente entre y encuentre su espacio en la cantina. «Les pusimos nombres a los lugares para que los comensales se sientan identificados». Y es que desde la mañana hasta la noche podés disfrutar de experiencias distintas como un desayuno o media tarde en La Terraza, comprar una baguette recién elaborada en El Mercado, elegir un vino de La Cava, almorzar en La Cantina, cenar en La Glorieta y brindar con un cóctel en La Romería.

    «La idea de este sitio es que sea descontracturado, que los grupos se sientan a gusto. Que puedan gozar de un menú de bodegón con una vuelta de rosca, un upgrade de modernidad», comparten los amigos que crearon un menú súper variado y para cualquier momento del día. 

    «Platitos con onda» que son para compartir (buñuelos de acelga y pimiento asado o cornalitos fritos con limón confitado y cilantro); los «Platitos de nuestros charcuteros» (Mortadela asada con pickles caseros y salame con avellanas), toda una variedad de embutidos elaborada especialmente por maestros de Tandil.

    En las entradas encontrás, por ejemplo, salmón curado por el chef con pepino a la brasa, yogurt de limón y hojas verdes. En los principales, un vacío al horno antiguo con hierbas de La Gloria, cremoso de coliflor y zanahorias asadas. Hay diversas opciones y si sos celíaco o vegano, pueden elaborar un plato exquisito. Están los emparedados y los postres como así también un menú especial de mediodías y opciones más ligeras para acompañar tu café o limanda.

    La Gloria tiene un compromiso con su gente y es, siempre, ofrecer vinos a precio de vinerías. Hoy tienen 150 etiquetas y su objetivo es llegar a 500, esto con la ayuda de un tercer amigo, Marcelo López Biscupovich. Pueden comprar una botella para llevar o para degustar en alguno de los espacios de la cantina y si sos un amante de los detalles, éste te volverá loco.

    Es que hay vino tirado, un vino de la casa elaborado por Marcelo Pelleriti que le brinda la chance al comensal de servirse su vino y hasta de hacerse uno propio porque pueden combinar los varietales distintos que salen de las canillas: Malbec, Syrah y Cabernet Franc.

    «Es un vino divertido. Se puede comprar 500 o 750 cc. de uno solo o jugar y combinar en las proporciones que desee los tres varietales.», aseguran de esta joyita de La Gloria.

    En la barra del patio sucede otra magia: te sirven un Negroni de la casa, macerado con higos, o cualquiera de las tres variedades de vermut de La Gloria. Y si te gusta el gin, también tenés infusiones con almíbares y tónicos propios.

    En la nueva «cantina cool» hay detalles de diseño en cada rincón. En la entrada nos recibe una sirena rodeada de golondrinas como símbolo de fidelidad y lealtad; las diversas lámparas  que iluminan y ambientan  cada uno de los espacios, los colores, las sillas, los objetos decorativos, las frases en las paredes, una amasadora de pan antigua transformada en huerta… todo se convierte en un detalle acertado.

    «Tratamos de crear un lugar de impronta clara y diáfana, con aire de cantina pero con un toque moderno, contemporáneo y de nivel. Hicimos algunas remodelaciones arquitectónicas estructurales pero somos preservacionistas, así que rescatamos algunos pisos y pusimos en valor, por ejemplo, la galería con ventanal de vidrios repartidos», cuenta Jose.

    «Los colores que elegimos tienen que ver con algo portugués, mi abuela era portuguesa y siempre me emocionó ver las mayólicas pintadas de azules y celestes sobre un color manteca, así que quise rescatar esos colores tradicionales», suma.

    Respecto a las frases pintadas en paredes estratégicas, nos revelan que la que describe al proyecto es: «La Gloria no es un punto de llegada sino un estado del alma». Y es que para estos socios y amigos, la gloria y la felicidad se construye en cada instante y es por ello que las puertas de su propuesta están abiertas casi 24 horas, «cerramos solo 8 horas durante la madrugada».

    La Gloria cantina cool. «Especialistas en hacerte bien». Dirección: Mitre 1541 de Chacras de Coria. Reservas: 261-7453741. Instagram: @lagloriacantina