INmendoza.com reunió a cinco artistas que viven en esta villa energética y mágica para que nos cuenten cómo son sus días en el valle.

Yamila Marañón, Lea Skames, Norma Galar, Merlina y Federica del Olmo son los artistas que se sumaron a nuestra propuesta. Juntos pasamos un día de sesión de fotos y entrevistas en el que nos contaron sobre el Cerro Tunduqueral, San Alberto, el camino del Inca, las Bóvedas y el Cerro Madre. Todos tienen algo en común: el amor por estas tierras, las ganas de seguir creciendo y de afincarse para siempre en Uspallata.

Norma Galar, es artista plástica y astróloga. Hace nueve años que vive en el centro de Uspallata. En 2005 vivió una experiencia que le cambió la vida (la cuenta en su libro “Koan”). A partir de esa fecha Norma tenía muy en claro que ahí quería vivir. Un par de años después se le dio la oportunidad…«fue una gran decisión» nos cuenta. «Aquí tengo mi taller donde pinto, hago pequeños vitrales y además soy astróloga. Hago cartas natales, revoluciones solares y hace más de 10 años realizo un almanaque astrológico que es el paso de la luna al sol y los planetas durante todos los días del año. A mí me sirve esto para guiar mi vida porque somos seres cíclicos» detalla.

Lea Skames, aunque él prefiere que lo llamen Choiq’e Andes Trip (su alter ego), es músico. «En la búsqueda del camino hacia la raíz, la fuente, la música – específicamente su anterior grupo musical: Sonido Guay Neñe – me llevó a conectar con el Cerro Tunduqueral. Un lugar místico donde anduvieron ancestros de esta tierra; entre ellos los huarpes. Ya llevo viviendo tres años en Uspallata, aquí me quedé con mi compañera de viaje y así nace Choiq’e Andes Trip. Choiq’e es un viaje de profunda emoción andina, es el ñandú típico de la zona que tiene alas pero no vuela, «realiza» como un vuelo terrenal. Mi música es un camino de regreso a nuestras raíces; un conjunto de experiencias conectadas por la energía de la montaña. Esa energía que despierta sensibilidad a través del arte, el ritual y la naturaleza», nos cuenta el artista.  Su música se puede escuchar aquí

Federica del Olmo, es diseñadora y pintora. San Alberto es el lugar que eligió, junto a su pareja -oriundo de la zona- e hija para establecer su casa-refugio-taller. «Me levanto muy temprano, alrededor de las 6:30, desayuno mate, fruta y hago yoga. La llevo a Guillermina a la escuela. Vuelvo a pintar, a plantar plantas, regar, correr por el camino del Inca…hago de todo. No me muevo de San Alberto, sólo voy a Mendoza una vez por semana, los días miércoles. Ahí viajo a la otra dimensión» (haciendo alusión a la ciudad), detalla Fede.

La artista plástica Yamila Marañón nos cuenta: «ya perdí la cuenta de los años que vivo en San Alberto. Empezamos con mi papá (Fausto Marañón)  el proyecto del Parque de las Esculturas hace más de 10 años, fue un proceso largo. Las obras necesitan del espacio y de la naturaleza, del despojo que existe en el lugar que es lo que completa las obras» agrega. Con respecto al lugar destaca que «acá hay una comunidad muy bonita que se ha gestado, somos amigos que no solo nos juntamos para compartir una comida o una charla, sino que también generamos proyectos e intercambios artísticas». Si estás interesado/a en visitar el Parque de las Esculturas tendrías que comunicarte con Mariana Areche al 261.5054114 / [email protected]

Merlina es cantante y artesana de productos artesanales ecológicos orgánicos para el cuerpo. Nació en Buenos Aires pero llegó a Mendoza hace 18 años «buscando un lugar que conocía antes». Los primeros años vivió en Las Cuevas, cerca del cruce a Chile, y en sus viajes a Mendoza pasaba por Uspallata «para mi tenía algo muy mágico». En 2015 le ofrecieron cuidar una casa acá en «la villa» (como le llaman) y de ahí en más se instaló «me parece mentira ver el regalo que me hizo la vida» dice sonriendo de placer. En Uspallata dedica sus días al canto y a la elaboración de sus productos. La podés encontrar todos los sábados en la bioferia que está ubicada en Barrio Cano.

Artículos Relacionados