Adriano Dalla Torre se fue hace cinco años y se animó a cumplir su sueño de hacer cine. Filma la vida de un ex narco vinculado al atentado de las torres gemelas, actual espía de la CIA. Este año estrena la serie Búnker en HBOMax. Pura adrenalina.

    El proyecto más ambicioso de Adriano Dalla Torre es la serie de ficción El Médico, un thriller de narcoterrorismo que cuenta la historia de un ex líder narco colombiano que por diferentes motivos se termina asociando con un príncipe árabe para contrabandear cocaína. «Resulta que este príncipe árabe era el dueño del Chase Bank, entonces El Médico termina vinculando a este narco que fue quien facilitó el ataque a las torres gemelas. La DEA y la CIA lo atrapan y negocia devolver todo lo que tenía y pasar a trabajar como agente encubierto de las agencias de investigaciones norteamericanas. Algo que hace hoy», cuenta Adriano.

    ¿Pero cómo llega el mendocino a involucrarse con esta intrigante historia? Cuando decidió vender su parte en la consultora Reale Dalla Torre se trasladó a Los Angeles y compró parte de una productora que estaba stand by, pero tenía avances en este proyecto enorme que es  El Médico. «Esta historia ya lleva nueve años, estuvo por desarrollarla HBO en un momento, luego se cayó y la reflotamos hace poco asociados con Mediapro Studios USA, una de las productoras más grande del mundo  y Michael Nozik que es uno de los productores ejecutivos».

    ¿El protagonista de El Médico actualmente es espía de la CIA?

    Sí, el protagonistas vive, está con cáncer pero trabaja como agente encubierto. La serie es de ficción pero se basa en hechos que han sido reales.

    ¿Lo conociste?

    Sí estoy con él  permanentemente, por supuesto que se maneja con otros nombres, anda por el mundo con cinco pasaportes, pelucas y esas cosas (risas).

    Imaginate que me he reunido con él en restaurantes en Colombia con el miedo de que me estuvieran apuntando con una mira telescópica. Al principio me daba terror, pero ahora ya no. Él hoy es un espía norteamericano. Era tan atrapante hablar con él que por ahí te olvidabas de todos los riesgos.

    Su vida tiene tantas aristas que en un momento hasta pensamos hacer una comedia. El tipo es médico, si te fijas en la serie El Patrón del mal, hay uno que se llama El Anestesia, ese personaje es sobre él. Le dicen así porque si vos no tenés  los derechos (los tenemos nosotros) no podés usar el nombre El Médico. Se encargaba de explicarle a los narcos cómo torturar gente sin que se les murieran, cuando va preso se recibe de abogado en dos años, tiene un master en enología, en historia del arte, es un genio y ha vivido 600 vidas.

    ¿Por qué se metió con los narcos?

    Porque su padre fue asesinado por Pablo Escobar. El padre tenía un campo con una calle y Escobar le pidió usarlo para bajar aviones con droga. El padre le dijo que no a Escobar y lo mataron. Después de eso se metió con los Pepes (los que eran perseguidos por Pablo Escobar).  El día que lo agarran a Escobar y lo matan en el tejado, él estaba ahí abajo. Hemos hecho reuniones con el hijo de Pablo Escobar y él, para hablar sobre la vida de los hijos narcos. No sabes lo que fueron esas charlas, se trataron con mucho respeto, tal vez un día hagamos un documental  con ese material.

    La serie El Médico necesita  dos o tres años más de producción y según cuenta Adriano tendrá en un principio tres temporadas. «Estamos en etapa de escritura. La historia del personaje es tremendamente rica, ¿viste cuando la realidad supera a la ficción?, es así», dice asombrado él mismo de lo que tienen entre manos.

    Además de este ambicioso proyecto, Adriano Dalla Torre estrena este año por HBO Max la serie Búnker, una comedia negra que trata sobre la decadencia de la institución familiar en la era moderna. «Contamos la historia de una familia disfuncional, de un hombre que vive refugiado en su bunker, con su whisky, sus discos, y sus cosas y a raíz de una macana que se manda su hijo termina conviviendo con otra persona bajo tierra».

    La serie protagonizada por el actor mexicano Bruno Bichir, fue escrita junto a sus socios Ariel Amestoy y Esteban Seimandi, la primera temporada tiene ocho capítulos dirigidos por distintos realizadores bajo el show running de Adriano y sus socios.

    Otro proyecto sobre el que trabaja este comunicador recibido en la UNCuyo,  involucra nada menos que a Sony Music.  «Se trata de una serie sobre el mundo del reggaeton, es de ficción sin embargo la van a protagonizar los mismos artistas del reggaeton que van a hacer de ellos mismos. Esta es una serie que se rodará en Miami porque los reggaetoneros son miamenses, ni portorriqueños, ni colombianos», asegura Dalla Torre.

    ¿Cómo hiciste para meterte en el mundo del cine de Los Angeles y estar tan encaminado?

    Llevo cinco años metido en el mundo de Miami y Los Angeles y esto ha sido una escuela rápida de cómo manejarme y vincularme con las grandes cadenas y plataformas. Haberme formado como empresario en Mendoza todo este tiempo me ayudó a ver cómo se maneja el mundo de los negocios.

    ¿Participa alguien de Mendoza en tus producciones?

    Estoy desvinculado de Argentina pero al haber tenido esta suerte de ingresar en la industria en Estados Unidos, pienso mucho en gente muy talentosa que hay en Mendoza y que perfectamente podría estar trabajando acá. Lo que hay que entender hoy es que el mercado de la industria del cine es global. Si uno hace algo bueno, su mercado es el mundo, no Mendoza o la Argentina. Es cierto que el cine argentino cuesta que viaje porque tenemos una manera de hacer cine con un humor y una ironía muy particular. Campanella ha hecho cosas que trascendieron las fronteras de una manera increíble. Tenemos que mirar hacia afuera y hacer un cine más a tono con el resto del mundo porque gracias a las plataformas podemos estar en cualquier lugar . Es una tarea que tenemos que asumir y entender que el mercado está en el mundo. Hay cine argentino que es joya pero afuera cuesta entenderlo.

    Hacemos un cine muy intelectual…

    Sí y está buenísimo, pero el mundo no lo consume. Hay plataformas que están centrados en comprar serielas que son series como telenovelas, así que hay que  mirar por dónde viene la movida.

    Nota: Valeria Mendez