Tía y sobrina crearon su propio negocio de blends herbáceos donde el té argentino se fusiona con hierbas propias del terruño mendocino.

    Mendoza es maravillosa, acá se producen vinos extraordinarios, aceites de oliva premiados y, entre otras tantas exquisiteces, unos blends de té que enamoran los cinco sentidos de quien los pruebe.

    Cecilia Álvarez y Ayelén Bonetto son las encargadas de que eso suceda en cada taza; son tía y sobrina, su pasión y curiosidad por el té (y la naturaleza) las llevó a crear Eres, su marca de blends de té que representan al terruño del Valle de Uco.

    IMG_1151portugal

    Con sus propias manos y de una manera artesanal, diseñan, modelan y fabrican cuatro variedades de blends. «Cultivamos nuestra propia producción y las blendeamos con té en hebras que trabajamos con productores de Misiones».

    En las bodegas familiares Super Uco y La Estocada, tienen sus propias huertas donde plantan y cosechan cada hierba y las flores que luego serán secadas y procesadas para ser parte de las mezclas de sabores y aromas típicos mendocinos.

    Blends de té y el encuentro con una nueva vocación

    Ayelén tiene el título de maestra y Cecilia el de psicóloga pero hoy su realidad es ocupada al 100% por los blends de té. La producción de bebidas les es cotidiano porque sus esposos son enólogos (Germán Masera y Matías Michelini, respectivamente) y de ellos recibieron el impulso para lanzarse a una nueva aventura.

    IMG_1709portugal

     

    Durante mucho tiempo hicieron los blends  para sus casas y en 2018 decidieron estudiar blending y especializarse en el té argentino. Hoy son tea blenders y viajan al Litoral para buscar a productores que trabajen como ellas, del modo más agroecológico, orgánico y biodinámico posible.

    Estos blends de altísima calidad son elaborados con «té de hebras bien grandes» y hay de cuatro tipos:

    Alto Vuelo: base de té verde + mezcla de burro, caléndula y flores de manzanilla.

    Río Andino: base de té verde + mezcla de tomillo, rosa mosqueta, manzanilla y menta.

    Libre Liebre: base de te negro + mezcla de romero, poleo y cáscaras de naranja.

    Piedemonte: base de té oolong (azul) + mezcla de pétalos de rosa, lavanda, tilo y cedrón.

    «Nuestra inspiración base es poder hacer una muestra del terruño mendocino y a partir de ahí es todo prueba y error. Nos imaginamos una combinación y probamos distintas cantidades hasta que nos guste».

    IMG_1672portugal

    Eres es un laboratorio de sabores, Angie y Cecilia tienen muchísimos blends en mente que los llevan a cabo según la premisa de que lleven materia prima de su propia producción. «Eso nos hace ir un poco más despacio, respetamos los tiempos de nuestras plantaciones».

    Muchos integrantes de la familia están involucradas en este proyecto de infusiones, «una prima ayuda en la fabriquita de té y otra en el campo con la cosecha y en el secadero solar y de sombra».

    En su página web ofrecen diferentes modos de envases para que cada quien escoja según su propio gusto, interés y practicidad: tubo de té, paquetes refill, caja de regalo (degustación de los 4 blends), Tea Caddy (los cuatro blends más los tres té puros que usamos y una infusión pura de hierbas) y caja de té (cuatro blends, veinte sobres con cinco de cada uno de los blends).

    Cómo hacer correctamente un té en hebras

    Era imposible no consultarle a las Tea Blenders por la manera correcta de hacer un té en hebras para obtener lo mejor del producto y disfrutar de una infusión encantadora,

    Ellas resaltan que existen sugerencias del tiempo que hay que dejar infusionar y de la temperatura en la que  tendría que estar el agua pero que varía mucho del gusto de cada persona. «Si le gusta más fuerte lo dejará infusionar más y usará agua más caliente o si le gusta suave, lo hará al revés».

    Igualmente te dejamos las recomendaciones. Según sus palabras, el té verde se infusiona 3 minutos con agua a 85°, es potente y astringente; el té negro se deja por cuatro minutos en un agua de 90° y el azul, cinco minutos con agua de 90°. Se calculan 2 grs. de hebras por taza.

    IMG_1788portugal

    Y ahora que llega el verano, ¿cómo hacemos un rico té frío?

    Es una bebida súper saludable, natural, sin colorantes y con una tetera se pueden armar dos o tres botellas para poner en la heladera y tener para toda la semana. Con rodajas de naranja y limón queda muy bien.

    Si se hace el té para tomarlo frío dentro de unos pocos minutos, será necesario que la infusión vaya a un vaso con hielo por lo que aconsejan colocar un poco más de hebras, «unos 4 grs. aproximadamente».

    Los blends de té de Eres son para que te animes a probarlos en distintas bebidas y alimentos; «algunos lo usan para hacer crema inglesa, budines, cócteles, tienen una gama de uso súper amplia, solo hay que animarse a probarlos».
    Contacto: Instagram @eres.blendevalledeuco