Esta espirituosa originaria de Perú, reversionada en Chile y muy atractiva cuando se prepara como sour con jugo de lima, es uno de los cócteles preferidos de los mendocinos. Visitamos cuatro lugares donde lo hacen como más nos gusta.

    El pisco sour se preparó por primera vez en 1920 en el histórico Morris Bar de Lima. El pisco real está hecho a base de uva destilada sin la guarda en barricas, por lo que está dentro de la categoría de agua ardientes o bebidas espirituosas que poseen una alta graduación de alcohol. La palabra sour se le agrega a los destilados que se preparan con jugo de lima o limón. Los mendocinos disfrutamos de este trago generalmente en el verano cuando cruzamos a las playas chilenas donde es un clásico, aunque con diferencias respecto al pisco peruano. Te contamos en qué lugares de Mendoza podés tomarte un excelente pisco sour.

    Kato, pisco para un after office

    pisco 3

    El café de la calle Emilio Civit además de ser el centro de reuniones para desayunos de trabajo de muchos mendocinos, también tiene barra de tragos y es el lugar que eligen los amantes del pisco sour para relajarse en un after office con amigos. Aquí se prepara el cóctel peruano con toda las de la ley. Pisco de primera calidad, amargo de angostura, jugo de limón, clara de huevo y sirope de azúcar. De los mejores que hemos probado en una copa generosa. Emilio Civit y Paso de los Andes, Ciudad de Mendoza.

    La Flor de la Canaela, comedor peruano

    En la barra de Quispe: así se hace un pisco sour | Traveler

    Para nuestra grata sorpresa el restó peruano de la calle Juan B. Justo prepara el pisco sour con todo el savoir faire del país de origen. Además de los platos típicos de la gastronomía peruana como son la jalea de mariscos, las rabas o el arroz chaufa, la carta ofrece el clásico cóctel con pisco y limón. Para disfrutar de un trago al paso, en un lugar muy sencillo tipo comedor, con buena atención. Juan B. Justo 426, Ciudad de Mendoza.

    Katharina Restaurante, para un sunset de lujo

    pisco

    El restó del lodge Entre Cielos en Vistalba es el espacio perfecto para esperar el atardecer con un cóctel. El bartender prepara el trago peruano con Pisco Calavera, un destilado de marca mendocina que no tiene nada que envidiarle a los auténticos piscos peruanos. En su esencia se encuentran notas de jazmín, lima y hierbas, características propias de la uva Torrontés y Moscatel de Alejandría con la que está elaborado. Guardia Vieja 1998, Vistalba.

    James Cook: Del Perú al Valle de Uco

    Cook-45
    El restó bar que se sumó hace poco al complejo gastronómico en el predio de la ex Bodega La Misión en Chacras de Coria, tiene una interesante carta de tragos. La elección para este caso es el pisco peruano Viñas de Oro Acholado que se  destaca por su dulzura, por la sensación a frutas tropicales como mango, piña y plátano. Se prepara con jugo de lima, reducción de Chardonnay y cordial de manzana verde.  Una versión diferente para degustar en el entorno de este restó ambientado para la aventura… Viamonte 4961, Chacras de Coria.

    Receta: Si te animás a preparalo en casa te dejamos una receta

    Ingredientes

    • 60 ml de licor Pisco peruano.
    • 35 ml de jugo de lima o limón.
    • Una clara de huevo.
    • 10 ml de sirope de azúcar.
    • Cubitos de hielo.

    Preparación

    • Añadir los cubitos de hielo (al menos cuatro) a la coctelera.
    • Añadir el Pisco, el jugo de limón y  el sirope de azúcar.
    • Seguidamente hay que agitar bien, lo suficiente para que los ingredientes se adhieran a la mezcla.
    • Al añadir la clara de huevo debes asegurarte de que esté bien batida, esto otorgará espumosidad.
    • Para servir hay que asegurarse de que la copa esté lo suficientemente fría.