El 28 de octubre es el Día Internacional del Champagne por lo que presentamos a la joven mendocina que viaja por el mundo para aprender técnicas nuevas y luego ponerlas en práctica en nuestro país. 

    A los 16 años, Constanza Gaitieri ya hacía vinos y conservas en el Liceo Agrícola y fue recién en una expo educativa que se contagió de la pasión por la enología. De espumantes conocía lo básico por lo que decidió hacer una maestría en España y ahí su mundo cambió por completo.

    Allí se especializó en el espumoso y no se alejó nunca más de las finas burbujas. Sin dudas marca una diferencia en el ambiente, es una de las pocas especialistas mujeres y es una innovadora a la hora de elegir los métodos de producción y varietales.

    Ha hecho vendimias en Mendoza, Napa (California, EEUU), Francia, Italia, España y actualmente está en Alemania, donde aprende a hacer algunas variedades blancas.

    Y ahora, en el marco del Día Internacional del Champagne, nada mejor que conversar con ella sobre este universo seductor. La fecha se estableció en 2009 por iniciativa de un bloguero californiano y profesor de vinos, Chris Oggenfuss; y se celebra el cuarto viernes de octubre de cada año.

    Constanza Gaitieri, enóloga mendocina especializada en sparklings wines

    La profesional tiene en su portfolio siete variedades de vinos espumantes: Malpensado, entre ellos Roussanne/Marsanne, Chardonnay/Viognier, Chardonnay/Chenin/Malbec, Torrontés, y Pet Nat Riesling. A lo que suma sus vinos tranquilos Dark (Malbec Reserva, Syrah Rosé y Gran Reserva).

    Los métodos de elaboración del champagne son tres: charmat (vinos elaborados y fermentados en tanques de acero inoxidable que luego se fraccionan); tradicional o champenoise (vinos fermentados en botella, de alta gama por el trabajo artesanal que requiere); y ancestral (vino que se embotella a media fermentación para que termine el proceso en la botella, es el famoso pet nat).

    «Lo que yo más manejo es el tradicional, hago partidas limitadas de unas 4000 botellas al año, por variedad y por zona. Generalmente elaboro un año con una variedad y con una zona específica y no se vuelven a repetir».

    ¿Tus productos tienen algún rasgo de tu personalidad?

    Sí, la paciencia es uno de los atributos que tienen que yo no la tengo en realidad (risas) pero sí la tengo con el vino. Los espumantes de alta gama hay que esperarlos mucho, algunos hasta 60 meses de fermentación en botella. Otra característica que me define es la innovación permanente, me gusta probar cosas distintas, perfeccionarme, creo que va por ahí la marca que puedo dejar en los productos que elaboro. 

    64315095_2376626125949651_8114446892431008701_n

    ¿Hay alguna línea nueva que estés por sacar?

    Sí, este año me aboqué a elaborar un clásico chardonnay pinot noir. Me voy a inclinar a subir la calidad de lo tradicional. Puedo innovar con variedades que no son convencionales para espumantes. Ahí está lo distintivo de mi marca. 

    Además, Constanza está elaborando espumantes en España, en la región del Cava en Cataluña; «lo estoy haciendo desde hace tres años en una bodega biodinámica con variedades típicas de ese suelo. Me encantaría que llegue a la Argentina».

    Contás con la experiencia de haber trabajado en varios países, ¿qué rescatas? 

    Me copa ver cómo elaboran y mi propósito es llevar ideas a Argentina, así puedo mejorar la calidad del producto porque la meca de los vinos de alta gama está en Europa.

    Enóloga mujer e independiente

    Coty Gaitieri, como le dicen, es una enóloga independiente en la gran industria vitivinícola y reconoce que es bastante complicado pero que le hace frente a todas las situaciones que le tocan.

    «Alquilo bodegas y frigoríficos, tengo el producto dividido en varios lugares y se complica a la hora de comprar insumos porque soy una pequeña productora. Pero es parte del trabajo que hago y que me gusta».

    293283092_733295261222070_3908210921206489596_n

    Lo primordial para ella es trabajar con gente de confianza que la ayuda a tener todo bajo control cuando no está en Mendoza. «De noviembre a mayo  no me muevo de la provincia, estoy a full buscando zonas, clientes, proveedores; luego viajo para perfeccionarme».

    El mundo de la enología está presentando cada vez más mujeres y Coty resalta que el mercado está más abierto. «La única manera de cambiar esto es estudiando, capacitándonos y que al momento de defender sea con palabras y hechos valederos, con conocimiento así nadie puede rebotar nada».

    Gaitieri es parte de Productores Amigos, un grupo que se formó en 2016-2017 con marcas y enólogos que hacían sus vinos de manera independiente. «Tuvimos como padrino a Alejandro Vigil, él nos abrió las puertas para presentar nuestros vinos a Tim Atkin, por ejemplo». Son 12 los proyectos que hacen «mucha fuerza comercial» de forma conjunta.

    DSC_0603-01

    Si querés comprar sus sparklings wines, podés contactarte por su perfil de Instagram @malpensadowines o en Wine Up o Casa Vigil. Si vas a bares, vinotecas y restaurantes podrás observar su etiqueta Malpensado, se diferenciará del resto.

    «Elegí una etiqueta limpia, minimalista, me gusta que en la góndola se pueda ver desde lejos. Ya la marca en sí es fuerte por lo que la palabra es lo que se lleva toda la atención».