Con diseños e innovación las nuevas tablas se ponen de moda y quienes practican la disciplina priorizan el entretenimiento, el bienestar y el entrenamiento. 

    El boom de la cuarentena es el kit balance o mejor dicho, el balance board más un cilindro y una base lisa para poder mantener el equilibrio del cuerpo. Seguramente has visto a varios practicando este nuevo entrenamiento que requiere de coordinación, concentración y fuerza corporal.

    El equilibrio propio es la base de esta práctica en la que, a medida que ganás confianza, sumás nuevos movimientos y posturas. La técnica es pararse sobre la tabla de madera que está sobre el rodillo inestable y dejarte llevar sobre una superficie lisa para una buena fluidez.

    Reggie Balance es una marca mendocina que realiza la producción a mano y tienen dos modelos: fish y calis. Y según especifican, las formas del diseño no difieren en absoluto al momento de conducir o balancearse sobre la tabla. 

    Este entrenamiento te protege de lesiones, mejora posturas corporales y renueva nuestro estado de ánimo ya que es divertido hacerlo, solo o con amigos a tu alrededor, en algún rincón de tu casa o cualquier espacio al aire libre que elijas.

    Y es que arriba de un balance board podés bailar, tomar un mate y hacer diferentes trucos para luego intercambiar con tu grupo. Es ideal para despejar la mente y conectar con el aquí y ahora, además de brindar los siguientes beneficios:

    • Desarrollo de equilibrio y estabilidad.
    • Fortalecimiento de músculos de las piernas, zona core y media.
    • Estabilidad en rodillas y tobillos.
    • Coordinación física y mental.
    • Flexibilidad y buena postura.
    • Mejora el sistema propioceptivo.
    • Adaptable a cualquier deporte y entrenamiento para así mejorarlo.
    • Prevención y rehabilitación de lesiones.

    La artista plástica Federica Del Olmo (Fedrika) expone su propia mirada a través de los colores y sus diseños en las balance board que convierte en verdaderas obras de arte. Su tabla es de pino, multilaminada, con  superficie antideslizante para mayor agarre y, por ende, brinda mayor seguridad. Se puede pedir con topes en sus extremos para frenar movimientos excesivos.

    Esta práctica innovadora la pueden usar los más pequeños también, y es que los ayudará a desarrollar factores físicos y a sentar el núcleo interno del equilibrio y la coordinación. Además que se divertirán mientras se balancea sobre la tabla.

    Chromo, te invita a hacer una pausa y subirte a tu balance board. Este emprendimiento mendocino está inspirado en la montaña, la naturaleza, los amigos y el deporte, «todo lo que nos hace bien».

    Este entrenamiento combina la mente y el cuerpo. Requiere de máxima concentración y así las personas logran desconectarse por un rato del mundo exterior, hacer una pausa, ser pacientes, perseverantes, mirar para adentro, respirar conscientemente y divertirse.

    Shakka Kiteboarding: Los chicos de Shakka, dedicados a fabricar tablas para kite surf también largaron su línea de balance board.  «Son muy entretenidas para todas las edades y especialmente para los chicos, es el juego ideal para alejarlos un rato de las pantallas. También han tenido gran difusión entre los mayores para entrenamiento de complemento de distintos deportes y recuperación de lesiones», aseguran.