Skip to content Skip to footer

Marcelo Esquivel: creatividad Atómika

Es uno de los creativos de la productora mendocina que acaba de triunfar en el Festival Internacional de Publicidad Independiente. Aquí reflexiona sobre el quehacer audiovisual y la publicidad en Mendoza

Marcelo Esquivel es parte de Atómika, la productora audiovisual que acaba de ganar el Gran Prix del  Festival Internacional de Publicidad Independiente (FEPI) con sede en Rosario, y en el que compiten 25 países. El equipo técnico participará en 2017 en el rodaje de un documental sobre Fangio para Netflix.

Además del Gran Prix, la productora audiovisual obtuvo un Oro, dos Platas y un Cobre que se suman a otros 9 premios ganados en las ediciones 2014 y 2015 del mismo certamen.

Marcelo es el director de fotografía, y a través de su mirada ha logrado la estética de varios cortos publicitarios de empresa, organismos gubernamentales y bodegas mendocinas. En este momento Atómika produce el spot de verano del Ente de Turismo del Gobierno de Mendoza, el tercero que hacen contando las temporadas de invierno y primavera. El director es nada menos que Sebastián Sorín, hijo de Carlos Sorín (director de Historias mínimas y El perro).

–En una época la publicidad argentina cotizaba en el mundo por la creatividad, ¿cómo estamos hoy?

–Si analizamos lo que pasó en los ’90, década en la que estuvimos muy arriba, es claro que en los últimos años bajamos de calidad, creo que ahora, empezamos a repuntar de nuevo.

–¿Qué pasó en los 90?

–Había una creatividad distinta, competíamos con Alemania y los publicistas argentinos estaban muy bien vistos afuera. En todo el mundo la publicidad cambió por la explosión de las redes sociales. Cambió la velocidad con la que se maneja la gente en las redes, los mensaje tienen que ser más directos y rápidos por la atención de los usuarios en las redes y por los elevados costos de la TV.  Por ejemplo YouTube, a los 5 segundos te da la opción de quitar los spots publicitarios, entonces hay que lograr el mensaje en ese lapso.

–¿Cuáles fueron los cortos premiados?

–Uno de los comerciales que ganó fue What is Time, una pieza que hicimos para Rutini Wines; además una de las medallas de plata fue por el corto publicitario Invierno mágico para el Ente de Turismo de Mendoza con idea y dirección creativa de Diego César, otra de plata la ganamos con el spot de Alamos para Catena Zapata, y el cobre lo obtuvimos por  el comercial de La Pirámide, con  idea y dirección creativa de Diego Berna.

–¿Las empresas  empiezan a confiar en productoras mendocinas?

–El sector privado no entiende que la publicidad es cara. Sin embargo hace 4 o 5 años empezaron a crecer las productoras que trabajan para el medio. Con el formato digital tenemos más posibilidades de competir. En Mendoza es muy poca la publicidad que se hace, fuera del Gobierno, sin embargo se está dando ahora que las bodegas tienen que hacer publicidad acá porque tienen que mostrar sus lugares. Creemos de corazón que hoy Mendoza está viviendo un momento de apertura cultural muy grande y tiene el potencial para convertirse en un polo audiovisual. Contamos con la calidad técnica y profesional necesaria para llevar adelante cualquier emprendimiento de calidad. Sólo hay que animarse.

–¿Qué planes tienen para el corto plazo?

–Ahora estamos haciendo el spot de verano del Ente de Turismo. Además hicimos una alianza con Sebastián Sorín quien dirigirá en 2017 una serie para Netflix sobre Juan Manuel Fangio y parte del staff de Atómika participará en roles técnicos. La idea de esta sociedad es que llegue a Mendoza la última tecnología en equipamiento de cine digital (ARRI Alexa, Red One Misterium X, Cooke Lens , Zeiss Elite Lens), para ser puesto al alcance de agencias de publicidad, productoras audiovisuales y realizadores que busquen en sus proyectos una calidad superior.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Marcelo Esquivel: creatividad Atómika - Inmendoza