Skip to content Skip to footer

Los otros caminos del vino

La Peatonal y calle Espejo alojan varia vinotecas. Catas, degustaciones, ventas y más opciones para vivir el vino sin salir del centro

Mendoza es sinónimo de vino acá y en todo el mundo. En la provincia hay más de 500 bodegas para visitar, recorrer y probar sus vinos solos o maridados con diferentes exquisiteces. Pero ya no solo las bodegas tienen esta prerrogativa: un paseo por el centro también puede convertirse en una experiencia vitivinícola deliciosa.

Degustaciones al paso, catas guiadas, etiquetas personalizadas y hasta productos cosméticos hechos a base de vino son algunas de las opciones que las vinotecas del centro ofrecen a los caminantes locales, y sobre todo a los extranjeros. La Peatonal Sarmiento y la calle Espejo son el camino urbano del vino, ¡vamos a recorrerlo!

[divider]A medida[/divider]

La primera parada es en la Peatonal, justo al lado de la iglesia de San Nicolás: Alpataco vinos & cueros. Aquí no podemos tomar vino, pero podemos disfrutarlo en casi todas sus expresiones. Se trata de una regalería exclusiva, con productos de cuero y regionales, que ofrece personalizar tu botella de vino, o mejor dicho ¡todas las botellas que quieras!

En solo 20 minutos podés conseguir una botella de un riquísimo blend de Finca La Raquel con un etiquetado exclusivo que reza «Partida especial para…» y podés completar con lo que quieras. Sí querés 100 botellas para un evento especial, también es posible, aunque en ese caso demora un poco más.

[divider]Catas al paso[/divider]

Justo frente a Alpataco, en el local 14 de la Galería San Marcos (Peatonal Sarmiento 127) encontramos Vi Vino y Degusté, un espacio abierto hace poco por una mendocina y dos rosarinos que ofrece una amplia carta de opciones en lo que al disfrute del vino se refiere.

Degustaciones al paso con maridajes de quesos, postres y más, y catas guiadas para turistas. Además cuenta con una sala donde se exponen trabajos de artistas locales como el marco perfecto para disfrutar de una charla con amigos, copa en mano.

En Dos Puntos (Espejo 415) encontramos una vinoteca que los fines de semana copa la vereda con degustaciones al paso: viernes, sábados y domingos de 20 a 22 ofrecen vinos de distintas bodegas pequeñas de Mendoza. Además venden vinos y un montón de productos relacionados y regionales, incluyendo cremas y cosméticos a base de vino.

En Almacén Mendocino (Espejo 659) la oferta es similar pero no está centrada en el vino, sino en las mermeladas, quesos, licores y chocolates de elaboración propia. Los productos pueden probarse en el lugar y obviamente comprar para llevar.

Sin duda la opción más glamorosa es Wine O’clock, un espacio en Espejo 533 que se distingue por la exclusiva sala de degustación que posee, donde cada quince días un enólogo invitado guía la degustación de sus vinos. Son con inscripción y cupos limitados.

Además ofrecen catas al paso todos los días a partir de las 17, cada semana con un vino diferente. Wine O’clock es el lugar ideal para encontrar vinos que no se venden en los supermercados, y algunos ejemplares especiales. Digno de recorrer en todos sus rincones.

[authorbox authorid=»29″ title=»123456789″]

Facebook
Twitter
LinkedIn
Los otros caminos del vino - Inmendoza