En una charla exclusiva, el chef que lleva como marca registrada el estilo rústico y el uso de los fuegos en su cocina, nos abre las puertas para compartir cómo pasa sus días en Mendoza. En 1884 Restaurante, prepara delicias que llevan a tu casa.

    Muchos somos los que estamos en casa, disfrutando de las pequeñas cosas y de nuestra familia con la cual convivimos. Y también estamos los que pensamos en un futuro mejor y en el cómo desarrollar nuestros proyectos. Siempre con fe, como lo hace Francis Mallmann.

    El gran chef argentino hoy disfruta de los días frescos mendocinos, en su casa de Ciudad junto a su mujer Vanina Chimeno y sus hijas más chicas. «Estamos haciendo vida muy tranquila, cocinando», nos dice quien tiene como marca registrada el estilo rústico y el uso de los fuegos en su cocina.

    Y ante la pregunta de si están innovando en estas jornadas con menos obligaciones, su respuesta es rotunda: «Noo… milanesas con puré, pechuguitas de pollo con papas fritas, ninguna innovación, estamos haciendo cocina familiar».

    Ahondando en las preparaciones caseras, Francis nos revela: «Nos gusta mucho a todos el arroz basmati, un tipo de arroz de grano fino; me gusta hacerlo con cebolla y ajo, como para acompañar o también lo preparo bien crocante en la sartén, que quede como si fuera una tostada y luego se corta como si fuera una tortilla». Se cultiva en la India pero Mallmann actualmente lo compra en el Mercado Central de Avenida Las Heras.

    Durante este tiempo de confinamiento, muchos estamos pasando más tiempo en la cocina y otros están perfeccionando recetas y descubriendo nuevas. A estos cocineros, Mallmann les recomienda ser simples: «La sencillez es lo más rico de la cocina… Una buena carne, un poquito de sal, una papa, aceite de oliva. En fin, no se necesitan muchas cosas para comer bien. Por eso nosotros estamos haciendo una comida como para los niños y grandes, que es lo más rico del mundo».

    ¿Y qué están preparando?

    Hacemos mucha ensalada, de zanahoria con limón y aceite de oliva, de repollo colorado, que me encanta… Espinacas, acelgas; ahora hay muy buenas arvejas y chauchas. Las remolachas están riquísimas crudas, ralladas o también cocinadas al horno. Cocinamos muchísimas calabazas enteras al horno y después las rellenamos con algún queso y rúcula… ¡Qué rico!

    El hombre nacido en Buenos Aires que se enamoró de la cocina en Bariloche, tiene una frase que la lleva como estandarte por el mundo entero: Recuerden que al final, más allá de la belleza, lo que vale es el sabor. Usen menos el cuchillo y más las manos, las mismas del deseo y el amor.

    «El uso de las manos es muy importante, si vos podés abrir un durazno con las manos, quebrarlo con los dedos y ponerlo en el plato queda mucho más lindo que si lo cortaras con el cuchillo porque ves la geografía de ese durazno, sus colores, jugos y demás. Siempre fui muy amigo de la lechuga y siempre se cortan con las manos, se parten, se quiebran», cuenta Francis con su tono relajado y notoria pasión por la gastronomía.

    ¿Qué tiene la cocina que hace que, día a día, sigas eligiendo cocinar?

    Es un festejo a la vida la cocina, está relacionada con todo, con la música, con el arte, con la moda, con nuestros humores, con la forma en que nos vestimos… Para mí, la cocina es uno de los festejos más grandes. Y una de las cosas lindas que tenemos en nuestro país es el poder sentarnos a comer en una mesa, a diferencia de muchos lugares en los que la gente come en la calle caminando o en el auto. El sentarnos, conversar, quedarnos en la mesa después de terminar los platos… Todo eso es lo que me hace ser cocinero.

    En Mendoza, tenemos el privilegio de degustar sus preparaciones, de conocer sus recetas y de compartirlas con los nuestros. En 1884 Restaurante siguen trabajando para que podamos probar sus delicias en nuestro hogar; al igual que en Orégano y en María Antonieta. Los días jueves, viernes y sábados -mediodía y noche- y los domingos -al mediodía- salen los pedidos. 

    El restaurante ubicado en la bodega Escorihuela Gascón (Godoy Cruz), nació como un homenaje a los vinos de Mendoza y a la cocina Andina, en 1996; y es un proyecto conjunto de Mallmann con el Dr. Nicolás Catena Zapata. El chef está casi todos los días allí y siempre busca la manera en que la comida llegue caliente y a punto a las casas de sus clientes. 

    «Actualmente estamos haciendo un ojo de bife con unas papas al horno de barro; chivito que hacemos en el domo, bien despacito, y que está teniendo mucho éxito; empanadas mendocinas de carne y también de queso cheddar y lincoln con cebolla; lajas de zapallo crocantes con ensalada entremedio como para una entrada; postres y siempre agregamos el plato del día. La idea es ir cambiando el menú todas las semanas, hacer cosas nuevas y dejar nuestros clásicos», apunta.

    Además se proponen milanesas de berenjena a la brasa con ajo, tomates cherrys, kale e hinojos; mollejas a la parrilla y ensalada de kale, radicchio, cherrys y cebolla morada; spaguetti con salsa de tomates quemados al horno de barro y queso parmesano y moños caseros con crema de limón, orégano y parmesano. Entre otras opciones de entradas, principales y postres.

    Para ordenar tu pedido podés comunicarte al 261-686-8803. Vale destacar que el delivery llega a todos lados, Luján de Cuyo, Chacras de Coria, Ciudad, Godoy Cruz, Vistalba, Maipú, zona del Barrio Dalvian y más.

    El hobby de Francis Mallmann: cantar y tocar la guitarra

    Si uno entra a la cuenta de Instagram de este gran cocinero (@francismallmann), ve varios videos con él de protagonista junto a una guitarra y entonando canciones preciosas. Y sobre ello también hablamos.

    «Sí, me gusta mucho, desde chico que canto. Es un hobby que tengo y que hace bien, te lava el alma. Siempre tengo guitarras conmigo mismo cuando viajo; toco en los hoteles, en mis casas, generalmente para mi no doy conciertos», cuenta entre risas.

    Digamos que le regalas conciertos a tu familia…

    A mi familia, a algunos amigos… en estos días estuve tocando mucho porque tengo más tiempo. En uno de los que subí a las redes está una de mis canciones preferidas, la de John Lennon llamada “Working Class Hero” (Héroe de clase obrera). También hay una de  Cat Stevens, Graham Nash y de Joan Manuel Serrat.

    ¿Cuando cocinás, ponés música?

    Sí, me gusta la música en la cocina, a veces. Y a veces no… Pero escucho música todo el día y ahora con estos equipitos que no necesitan estar enchufados me los llevo al techo cuando subo a tomar sol o a afuera cuando voy a trabajar. A la mañana me despierto muy temprano ya con música clásica, me encanta.

    En 1884 Restaurante ubicado en la bodega Escorihuela Gascón (Godoy Cruz) siguen trabajando para que podamos probar sus delicias en nuestro hogar; al igual que en Orégano y en María Antonieta. Los días jueves, viernes y sábados, mediodía y noche, y los domingos al mediodía, salen los pedidos. Podés comunicarte al 261-686-8803. El delivery llega a todos lados: Luján de Cuyo, Chacras de Coria, Ciudad, Godoy Cruz, Vistalba, Maipú, zonas del Barrio Dalvian y más.