Tuvo su primera exposición individual a los 18 años. Admirador de Francis Bacon, hoy expone con grandes nombres del arte y ha formado parte de innumerables colectivos artísticos. Tiene 26 años y una madurez conceptual que sorprende.

    A punto de terminar la carrera de Arte en la UNCuyo, Guillermo D´Anna ya ha tenido exposiciones individuales y hoy forma parte de la muestra Murales con destino, donde él y cinco artistas recrean  los famosos murales que Fernando Fader dejó en la emblemática casa museo que lleva su nombre.

    Junto con grandes artistas como Carlos Escoriza, Germán Álvarez, Lucía Coria y Leo Pedra participa de este proyecto como parte de Bitácora, un espacio dirigido por Escoriza. Además prepara una muestra nada menos que con Fernando Rosas, Leandro Pintos y Benjamín Fernández.

    Como muchos otros plásticos, dedicó la cuarentena y el encierro al trabajo y la introspección. Él y otros tantos creadores mendocinos gestaron obras que hoy se pueden admirar con turnos previos.

    El resultado es una serie onírica llamada Visitantes nocturnos, que muestra al humano despojado de sus pieles, o mejor aún, las pieles dejando al humano.

    «Es lo último en lo que he estado trabajando. Es la acción de introspección y de despojo de las pieles, de dejar las pieles afuera», explica Guillermo sobre estos cuadros en los que hay trajes sin brazos, sin cabezas y sin humanos.

    «Son esas ropas que van quedando afuera, ropas huecas», asegura sobre este trabajo, que tiene todo que ver con una humanidad atravesada por el cuestionamiento de la vida misma como la conocemos.

    Dibujante desde que tiene memoria, ha pasado por la Universidad Iberoamericana de Puebla, ha experimentado con todas las técnicas y nunca deja de pintar y de enseñar en su taller.

    «Estoy todo el día pensando, en colores, tinta china, lapiceras. He pintado con todos los materiales, hasta con tiza», asegura este joven prometedor que se declara admirador de Osvaldo Chiavazza, Carlos Alonso y por supuesto Bacon, cuyo estilo atraviesa todos sus trabajos.

    Guillermo ha participado en más de veinte muestras en espacios como Bodega Monteviejo, Galería de Arte Contemporáneo de Mariana García (Ciudad de México), Galería Imagen, Casa de Arte Piazza, Galería de Arte Gladys Ayuso (Maipú, Mza), Galería Gaudí (Mza), Casa Fader (Luján, Mza), Casa Giol, Museo del vino (Maipú, Mza), estudia escultura y trabaja en ilustración, muralismo, escenografía en obras de teatro y videojuegos.

    Y su carrera recién empieza: si querés mirar y admirar su trabajo date una vuelta por su Instragram  o por su taller en Godoy Cruz, donde da clases presenciales y por Zoom.