El domingo 4 de abril se llevará a cabo Muros con destino, un homenaje a Fernando Fader en el marco del 139° aniversario de su nacimiento.

    Inspirados en el mural de Siqueiros que fue trasladado desde la quinta de Natalio Botana en Buenos Aires hacia la Casa Rosada, Lucía Coria, Germán Álvarez, Leo Pedra, Guillermo D’Anna y Carlos Escoriza pintaron sobre placas de fibrocemento partes de la obra de Fader para construir un muro móvil que será exhibido en diferentes espacios públicos.

    El proyecto fue gestionado por Escoriza a través de Bitácora, un espacio de arte que en los últimos años ha funcionado de manera intermitente llevando a cabo distintas acciones como muestras de arte y clínicas.

    La idea se presentó a Puntos de Cultura, un programa que depende del Ministerio de Cultura de la Nación que brinda apoyos y subsidios a colectivos culturales para que desarrollen iniciativas artísticas que promuevan la inclusión social, la identidad local y la participación ciudadana. El proyecto fue seleccionado y de esa forma se pudieron solventar parte de los gastos, luego se decidió poner en conocimiento a la Provincia y de esta manera el proyecto creció, permitiéndoles realizar más piezas de las pensadas en un principio.

    Junto con el área de Cultura de Mendoza decidieron que los murales estarían inspirados en obras originales de Fernando Fader. «Pensamos de qué manera podíamos homenajear a este artista y se nos ocurrió que los motivos fueran pequeños detalles de los murales que se encuentran dentro de la Casa Fader. Es como si un pedacito de esos murales pudiera fragmentarse. Muchos de esos trabajos están pensados como reproducciones, pero con ciertas licencias y libertades que tienen que ver con las interpretaciones que hacen los artistas de las obras», explica Escoriza.

    En total son diez obras que se realizaron entre febrero y marzo de este año, y fueron pensadas para ser emplazadas en lugares públicos como centros de salud, escuelas, o centros culturales. Cinco obras serán donadas (todavía están en la búsqueda de algún municipio interesado) y otras cinco podrán ser adquiridas por el público.

    «Ha sido un proceso muy interesante. Por un lado, poder trabajar en equipo y resignificar a Fader  y, por otro, las distintas miradas, con respecto a la obra de este artista. Cada uno de los que participamos hicimos el recorte del detalle que nos interesaba, entonces si bien las pinturas son reconocibles a simple vista, el recorte es particular y con una mirada mucho más contemporánea que la que tuvo Fader a la hora de hacerlos», dice Carlos.

    «Fader es uno de los artistas más importante de la Argentina con proyección internacional que murió hace más de 70 años y es por ello que las imágenes de su obra puede ser difundida sin restricciones.  Por ello cuando pensamos este proyecto desde Bitácora, lo hacemos con la intención de crear un puente con una población que no ha tenido acceso a la obra de este gran artista», concluye.

    La invitación es para este domingo 4 de abril a las 18 hs. en el playón exterior del Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú – Casa Fader.