Pía Giolo y Candela Iacono son dos diseñadoras industriales que crean y producen calzados hechos a mano.

Pía Giolo hace dos años realizó un curso de diseño de zapatos como «hobbie». «Nunca me imaginé que iba a terminar siendo zapatera de oficio. En ese momento me asocié con una compañera del curso que me propuso realizar zapatos a mano. Al principio dudé bastante, me parecía raro porque yo pensaba en la cantidad de zapaterías que había en Mendoza» cuenta Pía.

Pero dejando las dudas de lado llevaron a cabo este proyecto de crear y producir calzado a pedido y a medida. «Comenzamos haciendo bocetos de alpargatas coloridas y estampadas; pero como se usaban los zuecos nos decidimos por plasmar la obra desde esa perspectiva». Candela Iacono se unió unos meses más tarde para reemplazar a la antigua socia del proyecto. Ambas fueron compañeras de universidad y comparten otro emprendimiento en común en el que trabajan hace varios años.

Pugna. Sus zapatos son únicos, livianos y cómodos con líneas clásicas y simples. El distintivo de cada uno es que son pensados para quien lo llevará. Los zapatos son totalmente artesanales, «si bien intervienen máquinas en el proceso, es un trabajo manual. Cortamos las piezas a mano con tijeras o cuchillo, las unimos y las montamos en la horma hasta que se le pega la suela finalmente. Es un producto generado desde cero». El color, el diseño, la forma y las texturas se enfatizan para mostrar la pieza como exclusiva.

En el proyecto trabajamos con dos personas más, que aportan sus conocimientos al momento de producir el zapato. Además, desde que empezamos, se sumó Andrea Zucol, la artista mendocina quien plasma sus pinturas en sus zapatos. «Nuestra primera venta fueron zuecos estampados por ella. Fue un trabajo en red y eso enriqueció el producto. Y por último compramos los derechos de algunas ilustraciones de Laura Ríos, una diseñadora oriunda también de Mendoza».

Hace un poco abrieron un showroom en Ciudad de Mendoza. En el mismo cuentan con una pequeña producción de creación propia, pero la idea es que el cliente personalice el calzado que va a llevar todos los días o en determinadas ocasiones. «La gente pide ciertas combinaciones, texturas…características de preferencia», comenta Candela.

Con la difusión de boca en boca y a través de las redes sociales la marca ha logrado imponerse en el mundo del diseño de zapatos. Por otra parte exponen sus creaciones en ferias o eventos provinciales, nacionales e internacionales. Un detalle -no menor- es que este 2018 fueron parte del programa de televisión «Tu mejor idea» que le abrió las puertas al proyecto de manera popular.

Funcionales, únicos e irrepetibles los zapatos de Pugna son sin duda diferentes y personalizan el look femenino.