El Banco Supervielle relanzó en Andeluna, y con la presencia de Felipe Pigna, su Tour Bodegas, que incluye paseos por algunos de los mejores lugares de Mendoza

Aquello parece un telón pintado, una escenografía. La precordillera andina es un marco que tiene algo de irreal, sobre todo cuando ante la vista lo precede el marco simétrico de los viñedos de Andeluna, la bodega de Gualtallary (Tupungato). Hasta aquí hemos llegado, invitados por Banco Supervielle, para conocer una de las tantas propuestas del Tour Bodegas de este banco. Una propuesta a la que los mendocinos tenemos que prestarle atención en tanto turistas, olvidando la costumbre de que las propuestas turísticas están pensadas para aquellos que vienen de otras latitudes. Una bodega así, un entorno de viñas y montañas como este, una propuesta gastronómica de este tipo, es de la clase de cosas que quizá no hacemos justamente por tenerlas tan cerca.

En esta ocasión tenemos la suerte de un regalo suplementario: al disfrute del entorno, de la exquisita comida preparada por el chef Santiago Orozco Russo y la degustación de los vinos (Pasionado, Altitud y 1300), se sumó una charla preparada especialmente para el lanzamiento. Y no a cargo de uno más, sino del historiador Felipe Pigna, quien en 15 minutos ofreció una síntesis de su libro Al gran pueblo argentino, salud, que narra los promenores del ingreso y el crecimiento de la industria vitivinícola en la Argentina.

El relanzamiento de este programa de enoturismo Tour Bodegas Supervielle se muestra en dos versiones: la primera, junto al Bus Vitivinícola, que recorre Mendoza mediante la modalidad hop on & hop off (los viajeros descienden en distintos puntos preestablecidos y pueden subir en la próxima pasada del bus, para seguir viaje, con compañía de guías y una excelente grilla de horarios y opciones para visitar). Algunos establecimientos ofrecen adicionalmente guías turísticas realizadas en inglés, portugués y francés. En este sentido, el banco ofrece a sus clientes 20% de descuento en la compra de tickets del bus, en almuerzos o cenas y en compra de vinos en las principales bodegas de la provincia. También, para Clientes Identité, hay un 30% de descuento en bodegas Bodega Andeluna, Bodega Dante Robino, Bodega Otaviano, Bodega Tapiz, Bodega Benegas, Bodega Norton y Bodega Monteviejo.

La otra opción tiene que ver con los difundidos Wine Tours de Hon Travel: tours para grupos reducidos que visitan durante un día algunas destacadas bodegas mendocinas.En este plan, los clientes Supervielle reciben un descuento del 10% y financiación de hasta 12 cuotas sin interés para la compra de Wine Tours.

Un paseo con vinos, con belleza paisajística, con gastronomía especial y con un sistema de recorridos que hacen todo más cómodo quizá se conviertan en las excusas perfectas para no perdemos aquello que tenemos tan cerca y que, aunque parezca una foto colocado sobre el fondo, está ahí, respirable, disfrutable, al alcance de nosotros.

Artículos Relacionados