Presentamos un novedoso vino joven, El Psicoanalista, un proyecto que crearon Matías Fantagussi y Hernán Olivera que ya cuenta en su línea con un Cabernet Franc y un Malbec.

    Con una etiqueta llamativa y disruptiva, diseñada por Fabri Balbontín, en la que un mono despioja a otro que observa una banana, El Psicoanalista Wines nos propone romper con lo establecido para dejarnos llevar por el simple placer de tomar un buen vino.

    Bajo la premisa psicológica de la búsqueda del deseo, el concepto que trabajaron los creadores de la marca Matías Fantagussi y Hernán Olivera, propone despojarse de todo lo aprendido sobre vinos y dejar que fluya el placer en el momento de una degustación simple y sin preconceptos.

    «La idea que quisimos plasmar es justamente que tomar un vino no requiera de grandes conocimientos, que quien desee disfrutar un buen varietal se anime y simplemente lo haga. No hace falta saber para degustarlo con placer», explica Matías Fantagussi, que además de ser uno de los socios de la marca es psicólogo.

    En la etiqueta la frase «Cuestionarse es parte de la evolución» es el puntapié para «poner en duda todo lo que se escucha, esos discursos que plagaron la industria diciendo cómo ser un buen tomador de vino. Nuestra propuesta es que te sirvas una copa para relajarte y disfrutar», dice Matías.

    «Es un gran Cabernet Franc, con un estilo ágil, fluido, con cierta consistencia y un perfume herbal del Cabernet Franc que se siente más en nariz que en boca, con taninos para un excelente asado con amigos», dice el experto en vinos Fabricio Portelli, sobre el primer varietal que sacó al mercado El Psiconalista Wines.

    La elaboración se hace seleccionando parcelas de los mejores viñedos. En estos primeras partidas de Cabernet Franc y Malbec, las uvas provienen del Valle de Uco, pero la idea no es limitarse a una zona sino elaborar partidas limitadas de distintas regiones de Mendoza para promover en los consumidores el conocimiento de los diferentes terroirs.

    Para varietales la cosecha se llevó a cabo de forma manual y los racimos fueron transportados en cajas de 17 kg. De esta manera se logra preservar la integridad de los granos. La vinificación tuvo una duración de 30 días y se utilizaron barriles de roble americano y francés.

    Seguí la original campaña de promoción de El Psiconalista Wines en su Instagram