Es una de las cocineras más relevantes de Mendoza. En sus platos dibuja paisajes y en sus dibujos pinta platos. En conversación con Inmendoza cuenta sus pasos por la cocina regional.

Patricia Suárez Roggerone lleva adelante la cocina de una de las mejores bodegas de Mendoza. Durante este 2019 fue parte de eventos de excelencia que posicionan a la provincia, y al país, como un referente gastronómico de altura. «Este año comenzó con un viaje a la India, a las ciudades de Mumbai y Nueva Delhi. Fui invitada por la Embajada de Argentina en Mumbai, casi dos meses, a dos grandes cadenas hoteleras para mostrar la cocina argentina. Una experiencia exquisita de intercambio y aprendizaje, enseñando que nuestra cocina es mucho más que asado y empanadas. La idea de la embajada era lograr un choque cultural de impacto ya que además las mujeres en la India no están a cargo de las cocina.»

Hace pocos meses participó de Piso Nueve, en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires. Un espacio innovador de cocina argentina que pone en valor las culturas regionales y la gran variedad de saberes y productos que conforman el patrimonio cultural que nos reúne alrededor de la mesa. «En cada edición convocan a cocineros y productores de las distintas regiones del país, con el objetivo de exponer la biodiversidad de la gastronomía argentina. En este caso preparé un menú de cuatro pasos mostrando los ingredientes de Mendoza, queso de cabra, tomaticán de invierno, olivas, membrillos, verduras de huerta, chivo de Malargüe, dulce de leche y patay», cuenta Patricia.

Su último proyecto está vinculado a la plataforma argentina de televisión Contar. Fue seleccionada para un ciclo que muestra el trabajo de todas las mujeres productoras del país a través de la cocina, liderado por Patricia Courtois como conductora del programa. La idea será gestionada por dos periodistas, Laura Litvin y Cayetana Vidal, quienes comunican el mundo del vino y la gastronomía.

 

¿Cuál de los platos de preparás es el que más ilustra tu cocina?

Mis platos son ilustraciones de lo que sucede en las diferentes estaciones. Los productos frescos, nuevos, nutritivos bajo el concepto de respetar a la naturaleza, ya que considero que el hombre es parte de la naturaleza. Intento respetar el trabajo que hace la naturaleza en sus diferentes ciclos y al hombre que trabaja en la tierra, oficio ancestral que permite la subsistencia humana.

¿Cuál es tu plato preferido?

Simplemente la carne asada con un tomate cortado al medio, con sal gruesa, aceite de oliva y orégano. Un plato presente en toda mi vida, en las reuniones de domingo en el patio bajo la parra, reuniones de amigos, una tradición que me sigue acompañando casi todos los fines de semana, en casa y en la montaña. 

¿Qué ingrediente no puede faltar?

Mis ingredientes favoritos son varios: tomillo fresco, orégano, romero, ají molido, pimentón dulce, aceite de oliva, chiles, especias, vino y todas las verduras de estación.

La cocina de quién te emociona…

Es la de cualquier persona que te recibe con un plato en el que ha intentado poner todos sus cuidados, su afecto real por hacer lo mejor posible para agasajarte con algo delicioso. 

Un utensilio:

Amo los cuchillos, podría tener millones. Amo sus variedades y sus diferentes utilidades.

¿Cuál es la relación entre tus dibujos y tu cocina?

Los puntos de partida para crear son iguales en la cocina y en el arte, lo que me motiva es la naturaleza. En la cocina trabajo con ella y en función de ella para poder respetar sus ciclos. En el dibujo, la flora autóctona de Mendoza me ha cautivado con sus formas sencillas, austeras y de supervivencia. En estas se unen a todo lo que observo en la cocina, en el paisaje, en lo cotidiano, y con ellas cuento una historia. 

¿Cuál es tu mejor recuerdo en la cocina?

¡Uhhh!, ¡son millones! Uno divertido y con adrenalina fue adelantar un evento para 300 personas en un día. Se habían equivocado de fecha las organizadoras y solo me entere  dos días antes del evento. Recuerdos que guardo son el de cocinar con mis padres, amigos, colegas, los eventos en otras ciudades, países o con mis compañeros de equipo.

¿Qué  pensas sobre las futuras generaciones de chefs?

Los chefs jóvenes tienen un mundo por delante maravilloso. La gastronomía va mejorando cada vez más en nuestra provincia, pero también hay mucho por hacer, sobre todo informarse, formarse, estudiar idiomas, tener gran cultura general ya que hoy como cocineros somos comunicadores. Aconsejo conocer nuestra región, sus ciclos de cultivo, nuestra historia gastronómica, ya que es nuestro patrimonio cultural el que debemos transmitir, cuidando además el trabajo de los productores locales.   

 

Ilustraciones de Patricia Suárez Roggerone