Nuestras casas son ahora refugios, oficinas, búnkers de contención, espacios para convivir y desarrollar todas nuestras actividades. La interiorista Laura Lacroix comparte su propia experiencia en el rediseño de sus rincones hogareños y nos brinda algunos consejos para generar ámbitos que mejoren nuestra calidad de vida en esta nueva manera de transitar la cotidianeidad.

    Laura Lacroix nos propone sumar alegría y color a cada rincón de la casa y en forma lúdica acomodar lo que tenemos a nuestro alcance para recrear ámbitos confortables.

    ¿Cuáles son tus consejos para disfrutar de la casa en este momento especial?

    En estos tiempos de aislamiento recomiendo que recreemos en nuestras casas espacios aptos para las actividades que realizamos, para que cada integrante de la familia tenga su propio lugar y pueda seguir una rutina de vida saludable.

    ¿Qué hay que hacer para que cada uno tenga su mundo compartiendo espacios?

    Reacomodar, crear, inventar rincones, será nuestra actividad creativa. Siempre dentro de un marco ordenado, así la convivencia se convierte en una actitud amable y solidaria para con los demás.

    Armar nuestro propio mundo nos ayudará a sentirnos capaces de que podemos seguir adelante dentro de nuestro nuevo refugio. En casa, dejé que cada uno encontrara su propio espacio y nos fuimos acomodando según las actividades que realizamos.

    ¿Cómo podemos reinventar estos espacios?

    Para generar sensaciones nuevas, por ejemplo, en mi casa, opté por jugar con los colores, provocando verdaderos contrastes divertidos que nos dan  energía y dinamismo. Es importante mantenernos de buen humor, la pasamos mejor y podemos generar un mejor día para nosotros mismos y los demás.

    ¿Te imaginás este cambio de vida en las  casas prolongado en el tiempo?

    Siento que este cambio de vida vino para instalarse. Nuestras casas cumplen un rol más importante en la actualidad. Son nuestro verdadero búnker de protección. Tenemos que disfrutarlas.

    De ahora en adelante mi trabajo como interiorista se potencia, teniendo en cuenta las nuevas capacidades que deben brindarnos nuestras casas, aprovechando sus superficies en toda su dimensión. Será un verdadero desafío.

    Los invito a replantearnos un nuevo modo de vida de ahora en más. Donde nuestros espacios nos brinden soluciones, nos contengan y cobijen. Donde vivir sea un agradecimiento en paz y armonía. Es mi mayor deseo para todos.