Las creaciones de Isabel y Lucila copan cada vez más espacios en Mendoza que se dejan seducir por diseños originales y piezas antiguas o clásicas intervenidas.

    Sus espejos con marcos de chapa ya son una marca registrada en Mendoza y cada vez más espacios –hogares, spas, cavas y restoranes- lucen las creaciones de Las Rescatistas, un emprendimiento de madre e hija dedicado a la intervención y recuperación de muebles y objetos de decoración.

    Isabel Abelleyra comenzó con este proyecto en 2001, cuando su hija Lucila Fraga estaba en camino a convertirse en diseñadora industrial, y desde entonces trabajan juntas. «Surgió la idea y empezamos a recuperar algunas cosas, a acopiar materiales y muebles y así fue naciendo, yo durante toda mi carrera trabajé con mi mamá y después ya pusimos el negocio» recuerda Luli.

    Desde sus comienzos trabajaron de la mano del reconocido estudio de arquitectos Bórmida & Yanzón y sus primeros clientes fueron exclusivamente extranjeros. «En esa época empezó la movida de gente que se radicaba en Mendoza. Ellos estaban en la onda de la recuperación por un tema ecológico, y ahí lo hicimos mucho para bodegas, hoteles, posadas» explica Isabel. Entre sus trabajos están Atamisque, en Tupungato, Salentein, Azafrán, Don Alonso, Diamandes y el spa de Entre Cielos.

    Con el tiempo la «moda» de recuperar muebles contagió a los mendocinos y los pedidos se fueron multiplicando, desde restauraciones tradicionales para recuperar muebles antiguos hasta piezas intervenidas originalmente por Isabel y Lucía. De las demoliciones y chacaritas obtienen chapas de cielorrasos –con eso hacen sus famosos marcos-, puertas, zócalos, maderas y cerámicos en buen estado.

    Además, en su taller de la Cuarta Sección, hacen sus propios muebles. «Fabricamos a partir de muebles recuperados y con carpinteros nuestros, nosotras diseñamos y los hacemos. Ya no tomamos muchos trabajos de restauración, elegimos los más creativos» cuentan.

    Se definen como «muy respetuosas del mueble de estilo». «Trabajamos mucho con material de demolición y muebles de descarte. Hay algunos que nos dan pena, tienen un lustre increíble, o madera buena. Si lo piden todo de blanco les sugerimos una transparencia blanca pero que se vea la madera copada que tiene abajo… Otros están horribles y ahí sí, los pintamos completos. Sabemos cuándo una madera no se puede tapar, respetamos los materiales. Y siempre les hacemos el tratamiento para que el día de mañana le saques el color y el mueble quede intacto» explican.

    Y si bien ellas mismas llenaron sus casas de sus creaciones, reconocen que su estilo melange es mejor combinado con otros estilos. Dice Isabel: «La idea es hacer cosas con personalidad que le den calidez al estilo moderno, no para hacer una casa todo de esto porque es agotador, es para aportar un toque interesante, cálido y con personalidad».

    Como una declaración de principios, en su página de Facebook enuncian: «Seguimos las tendencias y las modas pero no nos encasillamos en ningún estilo y tratamos de crear objetos para todos los tipos de gente y de ambientes. Tenemos una onda rústica con un toque de moderno, un poquito de romántico, algo de barroco, una pizca de chic y pop, y mucho de calidez».

    Las Rescatistas Taller https://www.facebook.com/lasrescatistastaller Más info: 261 15-418-4444 (Lucila Fraga)