La adicción a la tecnología, la manipulación de nuestra personalidad, la libertad que perdemos, el dominio de la Inteligencia Artificial sobre los humanos, son algunos de los temas para reflexionar con el nuevo docu-ficción de Netflix

    El dilema de las redes capta nuestra atención, tanto, como las redes sociales de las que habla y critica. No es para menos, a lo largo de una hora veremos desfilar en la pantalla a los CEOS y gerentes de las principales plataformas: Facebook, Instagram, Google, Twitter, WhatsApp, y todos nos darán su apocalíptica versión del monstruo que han creado.

    El dominio de la Inteligencia Artificial sobre los humanos no es algo del futuro, sucede ahora. Y más: «Si tú no pagas por el producto, tú eres el producto». Así cada uno de estos genios de la informática irá explicando cómo nuestra atención es el producto que estas grandes techi venden.«A Facebook no le interesan tus datos, eso sería muy simple. El producto es el cambio gradual e imperceptible que sufre tu conducta y tu percepción, en definitiva quién eres», dirán casi al unísono estos jóvenes desencantados.

    «Es un mercado que negocia con futuros humanos a escala», aseguran. El documental transcurre con entrevistas que revelan cómo los algoritmos de estas grandes plataformas se perfeccionan solos, y paralelamente una dramatización que nos muestra cómo influyen en nuestro comportamiento.

    Sin dudas las revelaciones en boca de quienes crearon las fórmulas del éxito impactan y aterran. «Lo loco es que toda esta información sobre nosotros ingresa a sistemas que ni siquiera son supervisados por humanos, sistemas que cada vez realizan mejores predicciones sobre lo que haremos y quiénes somos», confiesan.

    El objetivo de tener toda esta información no es venderla, es construir modelos, y gana el que construye los modelos que mejor predicen nuestras conductas.

    Un punto alarmante es el refuerzo que se genera en los pensamientos, en lugar de acercar posiciones y buscar consensos, los «algoritmos te muestran lo que tú quieres ver, alejándote cada vez más de quienes piensan de otra forma». Esto explicaría las grandes grietas que se observan en todo el mundo, entre facciones diferentes que no pueden conciliar sus intereses. En esta línea de la división, algunos concluyen que llegaremos pronto a las guerras civiles.

    Estos genios del cambio de conducta, explican que sin advertir demasiado las consecuencias pasaron de crear un entorno tecnológico de «supuestas herramientas» a  la tecnología persuasiva. Y para terminar de graficar las diferencias entre una y otra dicen: Si algo es una herramienta verdadera te espera pacientemente a que la uses, si algo es una herramienta  innecesaria te demanda, te seduce para que la uses».

    Como crítica podríamos decir que faltan voces diferentes que refuercen la idea de dilema. Por el contrario, el documental no muestra un dilema, nos da una sentencia. Y por si quedaran dudas, su director Jeff Orlowski, ha salido públicamente a sugerir que deberíamos cerrar todas nuestras cuentas en las redes…

    Altamente recomendable, El dilema de las redes disparará todo tipo de reflexiones y conjeturas acerca del presente, del futuro, la magia, el origen y el fin.

    The Social Dilemma; EE.UU., 2020. Dirección: Jeff Orlowski. Guión: Davis Coombe, Vickie Curtis y Jeff Orlowski. Duración: 94 minutos. Estreno disponible en Netflix.