La plataforma tiene tantos títulos que es muy difícil encontrar lo que no es novedad o tiene campaña de márketing detrás. Pero estas películas están y son una joya. Largometrajes y más de 40 horas de entretenimiento asegurado.

    Navegar por Netflix no siempre es fácil: entre las recomendaciones que te da una máquina de inteligencia artificial y los nuevos lanzamientos, los buenos títulos se pierden. Pero están. No todos, ya que la plataforma se reparte con Amazon y HBO, pero sí suficientes como para que pases la cuarentena.

    Estas dieciséis películas –algunas tan largas y con partes que duran hasta seis horas- se ganaron el Oscar. Algunas son joyas, como la saga de El Padrino o Pulp Fiction y otras quedan a tu criterio, como el musical La La Land, apto solo para los que aguantan cantos, cantos y cantos.

    Tomá nota:

    El padrino: la trilogía

    Obra maestra, se puede disfrutar dos, tres, cuatro veces. Si no las viste nunca, estás ante un imprescindible del cine de todos los tiempos. La trilogía consta de las tres películas: El padrino, El padrino II y El padrino III, todas dirigidas por Francis Ford Coppola y escritas por él junto con el novelista Mario Puzo.

    La primera entrega tuvo once candidaturas y ganó tres premios Oscar (mejor película, mejor actor para Marlon Brando y mejor guion adaptado), la segunda cosechó  seis estatuillas (mejor película, mejor director para Coppola, mejor actor de reparto para Robert De Niro, mejor guion adaptado, mejor banda sonora y mejor dirección artística).

    La historia fue escrita por Puzo y retrató por primera vez cómo funcionaba la mafia siciliana en Nueva York. Jerarquías, lealtades, asesinatos despiadados, amores y odios con una puesta en escena que mezcla el lujo y el glamour a la italiana con lo más bajo de la sociedad.

    Saltó al cine de la mano de Coppola en una apuesta visual exquisita y con frases que quedaron para la historia: “Mantén a tus amigos cerca, pero a tus enemigos aún más cerca”, “La política y el crimen son lo mismo” o “Nunca vuelvas a decir lo que piensas a alguien que no sea de la Familia”.

     

     

    Forrest Gump

    Aún hoy decimos “corre Forest, corre”, y muchos no sabemos por qué. Es que esta es una de esas películas que marcaron el inconsciente colectivo de todo el mundo y cuyas frases pasan de generación en generación.

    La historia agridulce del inolvidable joven con un leve retraso mental ganó los Oscar a la Mejor Película, Mejor Director (Robert Zemeckis), Mejor Actor (Tom Hanks), Mejor Guión Adaptado (Eric Roth), Mejor Montaje (Arthur Schmidt) y Mejores Efectos Especiales.

    Como plus tiene al personaje de Jenny (Robin Wright, la primera dama de House of Cards), su gran amor desde la infancia, que junto a su madre será la persona más importante en su vida.

    https://www.youtube.com/watch?v=bZ_Un8Pkpuc

    Gladiador

    Ridley Scott dirigiendo a Russell Crowe: nada podía salir mal con esta película épica, una superproducción que retrata de vida de Máximo Décimo Meridio, un leal general hispano del ejército del Imperio romano que es traicionado por Cómodo, el ambicioso hijo del emperador Marco Aurelio interpretado nada menos que por Joaquin Phoenix. Forzado a convertirse en esclavo, Máximo triunfa como gladiador mientras anhela vengar la muerte de su familia y la del emperador.

    Esta peli ganó el Oscar a la Mejor Película, Mejor Actor (Russell Crowe), Mejor Diseño de Vestuario (Janty Yates), Mejor Sonido y Mejores Efectos Especiales.

    Pulp Fiction (1994)

    El gran salto a la fama de Quentin Tarantino: esta película juntó a John Travolta, Samuel L. Jackson, Bruce Willis, Uma Thurman, Harvey Keitel y  Christopher Walken y logró convertirse en un clásico, aunque cuando se estrenó en 1994 era toda una novedad y fue considerada como uno de los principales representantes del cine posmoderno.

    En esta puesta violenta pero bella, con una música exquisita, Tarantino cuenta la historia de dos asesinos a sueldo, uno de ellos, con la misión de cuidar a la esposa de su jefe que es una fiestera drogadicta y hermosa…Uma.

    La Sociedad de los Poetas Muertos

    Esta peli ganó el Oscar al mejor guion adaptado, aunque se convirtió en un éxito de taquilla y en un clásico de clásicos.  Dirigida por Peter Weir y protagonizada por Robin Williams, muestra el encuentro de un profesor de literatura con un grupo de alumnos durante 1959 en la Welton Academy (Vermont). El profesor con onda da clases sobre la vida misma, con una frase que también saltó a la fama y se transformó en un latiguillo que se repite generación tras generación: “Carpe Diem”.

    Ideal para ver con adolescentes encuarentenados.

    La historia oficial: la joya argentina

    Dirigida por Luis Puenzo y protagonizada por Norma Aleandro, Héctor Alterio, Chunchuna Villafañe y Hugo Arana, esta película estrenada en 1985 arrasó con premios en todo el mundo y acabó ganando el Oscar al mejor filme extranjero.

    La historia es conocida: muestra los años oscuros de la Dictadura Militar, pero en un tono personal, familiar, en primera persona y con un guion y unas actuaciones para aplaudir de pie. Aleandro ganó además el premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes.

    Birdman

    Aquí es donde nos empezamos a preguntar si los Oscar los ganan las mejores películas, pero hay que verla para juzgar. Al menos unos minutos.

    Algunos se aburren y otros quedan extasiados. Alejandro González Iñarritu dirigió en toma continua la historia de Riggan Thomson (Michael Keaton), un actor venido a menos que tuvo un pasado glorioso. Es muy introspectiva. Para ver con tranquilidad.

     

    The Revenant

    Otra de Alejandro González Iñárritu, pero esta vez con Leo Di Caprio y con más acción. Ganó las estatuillas al mejor director y al mejor actor. Tiene una fotografía y unos paisajes inigualables, y cuenta la historia de un explorador que inicia una travesía con recolectores de pieles en la América salvaje y queda abandonado tras el ataque de un oso, en medio del crudo invierno.

    Cuando un oso lo ataca, queda gravemente herido y abandonado por el grupo. Glass hace todo lo que puede por sobrevivir y vengarse.

     La La Land: si te bancás los musicales

    La La Land recibió un total de catorce nominaciones en los Premios Oscar, cifra que iguala a la película Titanic, dirigida por James Cameron en 1997. Ganó como mejor director (Damien Chazelle) y mejor actriz (Emma Stone), además de mejor banda original, mejor canción original (“City of Stars”), mejor diseño de producción y mejor fotografía.

    La peli es visualmente bella, tiene buena música y es…musical. Si te gusta este género, adelante. Si no, pasemos a otra opción.

    Roma

    Además de cosechar premios por todos los festivales, esta película de Alfonso Cuarón se llevó el premio Oscar a la mejor película de habla no inglesa, y la estatuilla por la mejor fotografía.

    Filmada en blanco y negro y ambientada en los 70, se inspira en el realismo italiano para retratar la diferencia de clases tan arraigada en Latinoamérica.

    Cuenta la historia de dos jóvenes empleadas domésticas, Cleo (Yalitza Aparicio) y Adela (Nancy García García), ambas de ascendencia mixteca, que trabajan para una familia en la colonia Roma, un barrio de clase media en la Ciudad de México.

    Cuarón asegura que es una carta de amor a las mujeres que lo criaron, esas empleadas domésticas que ofician de madres para después pasar al olvido.

    El señor de los anillos: el retorno del Rey

    Larga, superlarga, pero ideal para los amantes del género fantástico. Logró 11 nominaciones y ganó esos 11 premios Oscar, incluyendo Mejor Película.

    Dirigida por Peter Jackson y basada en los libros de culto de Tolkien, la historia tiene a  Viggo Mortensen (Aragorn), Elijah Wood (Frodo), Ian Mckellen (Gandalf), Orlando Bloom (Legolas), Sean Astin (Sam) y Andy Serkis (Gollum).

    En síntesis, un grupo de guerreros y hobbits buscan salvar la Tierra Media de la maldad de Sauron, eliminando el anillo que le entrega el poder a este.

    Una superproducción con fans y detractores (en el segundo grupo suelen estar los que leyeron toda la saga y no aguantan tres horas sentados).

    Quisiera ser millonario

    Dany Boyle, siempre recordado por Trainspotting , cuenta la historia de un joven indio llamado Jamal (Dev Patel), que participa en el concurso televisivo como el que tenemos en Argentina: Quién quiere ser millonario.

    Mientras piensa las preguntas, asoman en su mente las anécdotas y situaciones que vivió y que le van dando las respuestas.

    Una serie de flashbacks a través de los que conocemos la infancia pobre y llena de violencia e injusticias que pasó en su natal Bombay.

    Ghandi

    Fue la gran película de Richard Attenborough y cuando se estrenó, en 1982, estaba en boca de todos. La historia comienza el día del asesinato de Gandhi (Ben Kingsley) para después contar los 24 años de lucha del pacifista indio.

    Con 11 nominaciones, esta película logró obtener ocho estatuillas, entre ellas Mejor Película, Mejor Guión Original y Mejor Director.

    Luz de luna

    Dirigida por Barry Jenkins, fue la película mimada de los Oscar de 2017. Se alzó con las estatuillas a la Mejor Película, Mejor Guión Original y Mejor Actor secundario.

    Es un relato que se divide en tres partes, con la infancia, adolescencia y madurez de Chiron, un afroamericano que crece con todas en su contra en un suburbio de Miami: es huérfano de padre, es homosexual y se cría en un barrio lleno de crueldad, droga, miseria y hambre.

    12 años de esclavitud

    Rodada en Nueva Orleans, esta peli que tiene en su elenco a Brad Pitt ganó el Oscar a la mejor película.

    Dirigida por Steve McQueen y protagonizada por Chiwetel Ejiofor como Solomon Northup, tiene en el reparto también al carismático Benedict Cumberbatch, con otros actores sublimes como Paul Giamatti, Lupita Nyong’o, Sarah Paulson y Alfre Woodard.

    Cuenta la historia de un mulato afroamericano nacido libre en el estado de Nueva York, secuestrado en Washington D. C. en 1841, vendido como esclavo y liberado en 1853 tras trabajar en plantaciones de Luisiana durante 12 años.

    Vas a ver Nueva Orleans y sus cuatro plantaciones históricas, donde trabajaron durante años los esclavos: Felicity, Magnolia, Bocage y Destrehan.

     Red social

    Ganó tres Oscars, aunque no pudo conseguir el de mejor película. Pero vale la pena, sobre todo por su temática actual. Dirigida por David Fincher, cuenta cómo Mark Zuckerberg, el amo y señor de Facebook,  Instagram y WhatsApp se quedó con una idea que al parecer no era totalmente suya y acabó siendo el joven con más dinero en el planeta.

    Ganadora de más de 122 premios internacionales, nos muestra además que en esta vida no siempre gana el que tiene la mejor idea, sino el más rápido para moverse en la sociedad.