En Torito, después de un año de vida, ha mejorado tanto la calidad como el sabor de sus platos. Las opciones que ofrecen en la carta es tan variada que invita a cualquier transeúnte de la calle Juan B. Justo a probar los deliciosos sabores del restaurante

Martes al mediodía. Llegamos a Torito a festejar, como les conté, sus primeros 12 meses de vida. Me acompañó el fotógrafo para aprovechar la nota y hacer las imágenes que la acompañarán. En el lugar siempre hay un ambiente de buena onda. Decorado con grafitis, dibujos, obras de arte, sillas de colores y sillones: el lugar sigue manteniendo su identidad, un estilo industrial urbano.

Ambos decidimos sentarnos a comer en uno de los salones interiores del restaurante. Nos atiende una chica, muy amable, para tomarnos el pedido: un sandwich de molleja con tomatitos confitados y tomillo, y una hamburguesa con huevo frito y queso cheddar.  Para tomar pedimos una cerveza y una copa de vino Qué Guapo, un Malbec Blend 2014 de Finca Las Perdices, exclusividad de la casa.

Pasaron unos minutos, aparece su dueño Fernando Trujillo para saludarnos. Se queda a hacernos compañía mientras almorzamos. Nos cuenta que la carta tendrá un par de platos nuevo, pero para eso llama al jefe de cocina de Torito, El Abuelo (ex chef de Mallmann). También se sienta a almorzar con nosotros. Pide una entraña con ensalada. Entre ellos conversan sobre la carne que había llegado ese día para asar. Toda de primera calidad. Doy fe, el sándwich de mollejas estaba increíble.

Mientras tanto nosotros vamos pidiendo el postre, uno de ellos me recomienda el centro líquido de chocolate con helado. ¡Espectacular! Sobre todo para los que son más «dulceros».

El Abuelo me cuenta que todos platos de la carta, en su mayoría a base de carne, también tienen la opción de prepararlo para las personas que son celíacas. Que está pensando en sumar más comidas para veganos, y que para vegetarianos hay más opciones como una hamburguesa veggie, ensaladas, papas, provoleta caprese, berenjenas a la napolitana, todo acompañado por salsas de la casa. «Los platos nuevos que ya están son el risotto de hongos, las milanesas de costeleta (con hueso) y, de postre, los profiteroles de mandarina», me cuenta el cocinero.

El restaurante abre de lunes a lunes. No cierra la cocina, un excelente datos para los que quieren matar la gula por las tardes, o para los que gustan de almorzar muy pasado el mediodía. De 5 a 9 de la noche hay happy hour en cerveza tirada, mojito y daiquiris. Además, cuentan con una amplia carta de vinos y tragos con opciones clásicas y no tanto. Los recomendados de Torito son: Gold Rus (Jack Daniels Honey, miel, limón y angostura)y Jack In Black (Jack Daniels y Tía María).

Artículos Relacionados