Probamos los sabores de 5 heladerías mendocinas que elaboran cremas únicas. ¿Cuál es tu gusto preferido?

    En Mendoza la cultura del gelato tiene una larga trayectoria. La provincia siempre se caracterizó por tener excelentes heladeros que sorprenden a los paladares más exigentes. Si bien en nuestra ciudad se puede disfrutar de estas delicias durante todo el año, las temperaturas del verano invitan a recorrer diferentes locales especializados que ofrecen una diversidad de gustos e ingredientes.

    Reggi Gelato: Cada sabor de Reggi es un mundo nuevo por descubrir. Abrieron sus puertas hace pocos meses y ya cuentan con dos locales que sí o sí tenés que visitar. La propuesta gira alrededor de helados de excelencia completamente artesanales y de elaboración propia trabajados con materia prima de muy alta calidad. Cuentan con sabores súper originales y únicos como manzana & canela, y naranja & jengibre. Las paletas heladas son sin duda un gran punto de atracción, tanto por sus colores, como por sus formas. A demás ofrecen servicio de cafetería donde es imposible no tentarse con unas donas y tienen  una sección de Candy para que te lleves a casa las mejores golosinas importadas. Dirección: Av. San Martín 906, Ciudad | Viamonte 3128, Chacras de Coria. IG: @reggigelato 

    Dante Soppelsa: Inaugurada en 1988, es una tradición y una parada obligatoria. Sus helados son elaborados sin conservantes ni ingredientes artificiales, y eligen materias primas orgánicas y de primera calidad. En su laboratorio de sabores hay mucha pasión y un profundo espíritu de innovación, tal es así que podemos encontrar desde los gustos más clásicos, hasta los más novedosos: matcha limón, frambuesa rosse, blueberry lavanda, harpa, y carbón activado son sólo algunos de los más originales. A esto se le suma una amplia oferta de helados con vino, y otros aptos para veganos. Las elaboradas presentaciones de sus productos son, sin dudas, un punto a destacar. Cada helado es distinto al otro, en sus decoraciones queda a la vista la dedicación de sus dueños, quienes desarrollaron sus propias técnicas para “dibujar” sobre las cremas. Como si todo esto fuera poco, el local cuenta con un mural fantástico del artista plástico mendocino Luis Quesada. Un detalle a tener en cuenta: sólo abren en verano. Dirección: Lavalle 24, Ciudad.

    Helados del árbol: Estos helados se caracterizan por sus ingredientes vegetales y naturales, y su elaboración artesanal. Están hechos a base de azúcar orgánico, aceite de coco y bebidas vegetales, por lo tanto, ¡Son 100% aptos para personas veganas! Llegaron al mercado mendocino hace aproximadamente cuatro años y no paran de crecer sumando nuevos sabores y mejorando su receta. Su premisa es proteger el medio ambiente, generar conciencia en los consumidores y convencerlos de que tomar un helado puede ser una experiencia saludable. Los productos se consiguen en potes de distintos tamaños y, aunque por el momento no cuentan con un local al público, son fáciles adquirir en los puntos de venta que los comercializan. IG @heladosdelarbol 

    Innamorato: Esta heladería  ha logrado conquistar el paladar mendocino. Sus productos se caracterizan por ser originales y elaborados artesanalmente. Utilizan elementos naturales, leche de los mejores tambos, ingredientes frescos de primera calidad y maquinaria italiana de última generación. La presentación de los helados es súper tentadora y trabajan con bachas pequeñas para tener rotación constante, lo que asegura un producto fresco de forma permanente. La propuesta fue ideada para hacer una pausa, disfrutar y revalorizar los momentos en familia, por lo que también es posible probar deliciosos cafés -entre los que destacan los clásicos italianos- acompañados de diferentes opciones de pastelería y chocolatería. Dirección: Palmares Open Mall, Godoy Cruz | Cerro Siete Colores 2001, Ciudad (Barrio Dalvian) | Ozamis Sur y 25 de mayo, Maipú (Il Mercato)
    @innamorato_heladeria

     

    Helados de Chacras: Esta emblemática heladería está instalada en Chacras desde 1981. Sus productos son genuinos y están elaborados con ingredientes naturales, seleccionados por sus dueños de forma personal y directa. Se confeccionan diariamente y se venden un lapso de tiempo corto para asegurar su frescura y calidad.  Además de los clásicos sabores, cuenta con cremas de recetas propias como el helado Sofía con manteca de cacao y naranjitas glaceadas, el  Halloween cuyos ingredientes son zapallitos en almíbar y nueces,  el helado Josefina con crema inglesa. y el de Coco quemado, delicioso.  Dirección: Darragueira esquina Los Ranchos, Chacras de Coria.