El alfajor es uno de los iconos de la gastronomía argentina. Su tamaño y su dulzura hacen que sea el snack perfecto para calmar las ganas de comer algo dulce durante el día y la noche.

El clásico es de chocolate y dulce de leche. Con el tiempo y su popularización, las versiones fueron conformando los diferentes paladares de los comensales. Galletitas, ultra suaves y tiernas que se desarman en la boca con un solo mordisco, bañadas con una fina capa de chocolate, negro o blanco, y un relleno de dulce de leche que lo hace extra dulce, perfectos para darte un gusto.

En la gastronomía local el alfajor ha logrado ser parte de las principales cartas de los más importantes restaurantes de la provincia, así como también se han abierto fábricas artesanales que ya recorren el país con sus productos. Además de ser exquisitos, han sabido consolidarse por sabores adaptados para todos los gustos y paladares. De menta, mandarina, baileys, café, ron, Malbec, coco, tiramisú, pasas al ron, entre otros son algunos de los que llaman la atención. En esta nota les contamos los destacados de Inmendoza.com

Sabor Jalapeño: la ya reconocida fábrica Entre Dos lanzó a mediados de este año una nueva línea de alfajores en donde «buscamos fusionar sabores y sorprender al paladar de nuestros fans con nuevas sensaciones.» La descripción técnica es un alfajor de chocolate relleno con dulce de leche con topping de Jalapeño. El picante se encuentra en el topping, sobre la tapa hecha con cristales de azúcar saborizado con ají jalapeño. «En el primer bocado, se puede percibir el picante del producto que al fusionarse con el dulce de leche y el chocolate, devuelven una sensación de picor muy sútil y elegante.» Por el momento el Entre Dos Jalapeño es un sabor exclusivo de los puntos de venta oficiales: en Blanco Encalada (Luján de Cuyo),  Estación Torreón (Maipú), Espacio Urbano San Lorenzo (Ciudad, Mendoza), Sweet Truck (Mendoza Plaza Shopping) y en la tienda ubicada en la Terminal de ómnibus. Facebook Entre Dos

Sabor Mojito / Baileys /Malbec/ Tiramisú: En 2001, después de la crisis, Daniel y Rodrigo Sitta decidieron volver a darle vida a la receta de los alfajores de la abuela Olga. Con mates de por medio decidieron hacer un emprendimiento familiar. Un par de años después, en 2018, fueron parte de la Fiesta del Alfajor en La Falda, Córdoba, donde sus alfajores «fueron un boom. En esta fiesta ganamos el segundo lugar en la categoría alfajor original más rico de Argentina. Fue para nosotros como familia una emoción muy grande lograr ese puesto.» Los sabores atípicos fueron fabricados para las personas que necesitan un cambio, para las que gustan de probar cosas distintas. Los sabores se encuentran en las tapas o en el el relleno. Para saber dónde comprarlos: Facebook Portal del Viento.

Sabor Coco-Malibú: Federico Urquiza vivió dos años fuera de Argentina. Sus primeros pasos en la cocina los vivió a temprana edad, pero esos años de viaje fueron claves para darse cuenta que la gastronomía era lo suyo. Instalado nuevamente en Mendoza, comenzó a hacer «viandas para empresas, catering, iba a cocinar a casas de amigos, etcétera. Pero el año pasado nació Alfacookies, dos tapas de galletita con chips de chocolate rellenas. Una experiencia diferente». Su primer alfacookie fue hecho a la manera clásica: rellena con dulce de leche, pero luego en el afán de incursionar con diferentes sabores nació el de Malbec y luego el de Coco-Malibú, «la tapa está hecha con coco y el malibu se encuentra en el relleno hecho en una salsa con reducción.» Para más info: Alfacookies.