El bar que acaba de cumplir dos años tiene música en vivo, buena comida y una decoración muy roquera.

    «El hilo conductor es la música. Es un bar de rock pero que juega con otros géneros también: funk, reggae, jazz, blues, desde The Beatles hasta Pantera… un buen pop, Michael Jackson… no caer en lo de moda, sino buena música, tanto nacional como internacional» explica Mauricio Cabrera, dueño de Maldito Perro junto a Gastón Godoy.

    El rock bar de la San Martín Sur (al 720) no deja escapar ningún detalle: la decoración del lugar refleja el espíritu roquero con instrumentos expuestos junto a fotos de sus principales referentes: guitarras, bajos y hasta una batería intervenida crean el ambiente perfecto para la buena música en vivo.

    Los miércoles es noche de teatro, y siempre hay diferentes presentaciones de humor, stand up o improvisación. Y a partir de los jueves la música se apodera del lugar: casi todas las noches se puede disfrutar de bandas en vivo, mendocinas y de otros lugares, con un repertorio original o de covers.

    «Las bandas se presentaban generalmente jueves y domingos, y los viernes y sábados funcionaba el bar normal, pero un día tocó una banda de covers y a la gente le gustó mucho» cuenta Mauricio.

    La carta de Maldito Perro ofrece varias opciones: rabas, papas, nachos, picadas, sánguches y más de 14 variedades de pizza y algunos platos principales. Además hay postres y por supuesto barra de cervezas, tragos nacionales y coctelería.

    Está abierto de miércoles a domingo a partir de las 21.30 y tiene espacios diferenciados para fumadores y libre de humo. Los miércoles son noches de chicas y hay promociones de 2×1 y descuentos para las «mesas de señoritas».