La familia viticultora nos abrió las puertas de su segundo hogar: la bodega boutique con restaurante de cocina de producto. Un plan ideal para tus fines de semana.

    Roberto, Stella Maris, Alejandro y Sebastián son los pilares de la familia Bonfanti y de su bodega boutique ubicada en calle Terrada de Luján Cuyo. Sus vinos con tradición, son elaborados con pasión y maridan a la perfección con la propuesta gastronómica de Maris Restó.

    Mientras el padre recorre las viñas y siembre las aromáticas en la huerta del restaurante, su hijo mayor se encarga del área contable y el menor se adentra en el mundo de la vinificación, la tecnología de avanzada en la bodega y las investigaciones que los ayudarán a ir más lejos.

    Sebastián, enólogo de la bodega, pausó sus quehaceres entre las barricas y nos contó sobre los diferentes productos de la cava. Por un lado están las etiquetas Familia Bonfanti que tienen más estructura, más trabajo, «es un vino más estilo francés, para el que usamos viñedos más viejos», dice. El producto final es de color intenso, complejo, con madera y tiene estructura en boca, «es para paladares más exigentes». En el portfolio de esta línea está el Gran Reserva, Reserva, Single Vineyard, Lote 1915, Limitado, su línea joven, y también espumantes.

    Piedra Libre, en cambio, es una creación libre y nueva del enólogo, que va a «contramano total» de los vinos familiares con historia. «Son productos más jóvenes y ligeros, lo que busco con esta línea propia es hacer cosas que no son comunes, encontrar nuevos varietales, zonas, productores y tipos de vinificación».

    Con esta línea, Bonfanti presenta, por ejemplo, un Malbec con levadura indígena (es decir sin agregado de levadura comercial). «Las uvas compitan entre sí, sueltan su propia levadura durante la fermentación y así nacen vinos más salvajes», nos explica Sebastián. Piedra Libre también presenta vinos de cosecha temprana con un embotellado también temprano «así explota la fruta en boca», y hasta un Pet Nat, un producto natural, de elaboración francesa con uvas criollas del Este, «muy suave y aromático».

    Lo que llama poderosamente la atención de este vino es su color con tintes de pomelo, los sedientos en el fondo de la botella y lo que sucede con ellos al dar vuelta el envase: el líquido se torna turbio y queda listo para tomar. Eso sí, debe estar bien frío y al momento de abrirlo debe ladearse un poco porque hace una especie de explosión de burbujas. Hay que servirlo rápidamente.

    Si algo merece la pena destacar, es que aquí todo es consensuado en familia. Desde la cata de los vinos hasta la prueba de menú del restaurante, que cada fin de semana recibe a mendocinos dispuestos a vivir una experiencia gastronómica de otro nivel ,con el maridaje de todas las líneas de los Bonfanti.

    Emilce y Betiana, las nueras de Roberto, están a cargo de Maris Restó que, si bien persigue un estilo gourmet, respeta la tradición italiana de platos colmados de sabor.

    Un menú de seis pasos, con la posibilidad de maridar cada etapa con los vinos Bonfanti, y otro de tres, son las opciones que propone la carta de Maris, que cuenta con la asesoría gastronómica del chef Andrés Fozzatti.

    Lo ideal es que los pasos tienen alternativas para adecuarse a todos los gustos y las dietas (vegetariana, celíaca y vegana).

    La carta primavera verano presenta nuevos platos como morcillas cremosas y puré de manzanas asadas para el entremés o provoleta rellena con tomates secos y salsa criolla de frutillas como pre entrada. En la entrada, elegiremos entre vegetales de estación con crema de pimientos asados y rabanitos encurtidos; una esfera de  risotto y calabaza más salsa de tomate dulce y escamas de parmesano, o un sable de hierbas, cebollas caramelizadas y manteca de zanahoria.

    El principal propone ojo de bife o costillas de tres cocciones con papa crocante al limón, chutney de repollo colorado y tomate confitado. Cinta de espinaca, crema de tomate cherries, hongo de pino y brócolis más semillas de girasol crocante, o trucha de Malargüe acompañada de ensalada fresca de coliflor y vegetales más puré de batata con café.

    Muchos son felices a la hora del postre y éstos, valen la pena: chocolate cake con tierra de cacao amargo, crema de canela y frutillas con aceto y albahaca; cremoso de lavanda y bizcocho de naranja con frutos rojos, o ensalada de frutos estilo Maris Resto (frutas de estación, Sirope especiado, galleta de limón y helado de vainilla). Y luego, con el café o té, el sexto y último paso de Petit Four.

    Ciclo Piedra Libre

    Los días primaverales nos regalan la oportunidad de disfrutar de una cena al aire libre y en eso pensó la familia Bonfanti al armar su ciclo Piedra Libre, en el que chefs invitados nos harán descubrir sabores y formas de cocción.

    La primera fecha es el viernes 16 de octubre y quienes nos deleitarán con preparaciones son los chefs Andrés Fozzatti y Jonathan Vitangeli. Sus platos serán acompañados por las etiquetas de los vinos Piedra Libre. Recomendamos que no te demores y reserves tu lugar porque la experiencia será alucinante.

    Bodega Bonfanti y Maris Restó. Dirección: Terrada 2024, Perdriel, Luján de Cuyo. El restaurante abre sus puertas de jueves a domingo y los feriados, al mediodía. Reservas a los números 0261-4880595 o 261 339 1940 (whatsapp). Consultar por las visitas guiadas.

    Fotos: The Fridman