De lunes a lunes, en el bar de la calle Arístides, hay magia, colores, frutas de estación, flores comestibles, almíbares, especias, licores y alcoholes que se mezclan y se convierten en un elixir. El cóctel lo empiezan en la barra y lo terminás vos en tu mesa.

    El bar de la Arístides te espera con una barra increíble de donde salen las más ricas y vistosas opciones. Almíbares propios, frutas de estación, beer cocktails y más.

    Dicen que una buena historia comienza con una buen cóctel y en Beerlin Craft Beer & Food tienen una gran variedad para que vayas a probar.

    Camila Ciani es la bartender que crea las opciones más exquisitas de autor, es una apasionada de probar mixturas diferentes y de encontrar el sabor justo que el cliente quiere para cualquier momento de la tarde y de la noche.

    La presentación de sus cócteles es un encanto, conquista a simple vista y despierta inmediatamente las ganas de probarlo. Hielos con flores, aromáticas combinadas con trozos de frutas, rodajas de jengibre caramelizado, ajíes, mezclas agridulces para el borde de la cristalería y miles de detalles más que se merecen ser fotografiados.

    «Lo visual es muy importante, preferimos los cócteles con menos ingredientes pero que a la hora del garnish la rompa. Jugamos mucho con los sentidos: servimos en la cristalería correspondiente, ponemos distintos aromas, flambeamos, hacemos ruido con el shak…».

    En la barra de Beerlin todo es artesanal y además de proponer un gran porfolio de combinaciones de autor, te hacen lo que quieras o te recrean ese cóctel que viste y que te dieron ganas de probar.

    «Hacemos hincapié en el misanplas y en toda la preparación de los almíbares especiados, por ejemplo», resalta Camila y destaca el de cúrcuma y el de cardamomo con manzanilla.

    Los detalles de la coctelería del Craft Beer & Food son increíbles, todo es elegido con un propósito y le regalan al cliente una experiencia única. Es así que con muchas propuestas de la carta, buscan hacer partícipe a la persona en la finalización de su cóctel. El Sputnik 1 y Sputnik 2 son presentados en la mesa con una jeringa con whisky y pisco, respectivamente, para que el cliente ponga en el trago servido y así lo termine.

    «Cambiamos los colores para romper con la expectativa del consumidor y sorprenderlo», como en el caso de la Margarita Azul o la Roja, esta última es lleva un ají como decoración y un labiado de limón, pimentón dulce y ají «para así encontrar el ácido, el dulce y el picante desde un principio y hacer una combinación especial en boca».

    Antes de preparar dicho cóctel se le consulta al cliente su tolerancia al picante y si dan el ok se sigue con la realización; «es un triple sec que le cambiamos el color con una infusión con flores de hibiscus». Y Beerlin recomienda acompañarla con unos exquisitos American Nachos que sirven con guacamole, crema ácida y queso cheddar.

    Las frutas son un infaltable de esta barra, actualmente la sandía, el ananá, el maracuyá y los frutos rojos son las vedettes pero también la remolacha, el jengibre y el pepino. Con esta materia prima fresca se creó el Jardín Secreto ideal para acompañar unos mozzarella sticks.

    «Un trago con ingredientes que hacen romper la experiencia, al ver sus componenes uno cree que será dulce pero al probarlo, se da cuenta que no, porque queda en boca un sabor nuevo y llamativo, el del casis, un fruto primo del arándano».

    Cócteles sin alcohol, aptos para celíacos y los Beer cocktails

    Beerlin tiene una amplia gama de cócteles, desde las 18 hs. comienzan a desfilar propuesta de todos los sabores y colores y también para todos aquellos que no consumen alcohol y quienes tienen alguna prohibición alimentaria.

    En la carta pueden verse las caipis sin alcohol, ideadas para que los clientes no tengan que caer en las gaseosas o aguas saborizadas. «Elaboramos algo especial para ellos. Sacamos un blend: la clásica y la de sandía, de maracuyá, de naranja y limón y también una de remolacha con frutos rojos».

    Según reveló la bartender, las hace con una base de limón y azúcar, se le agrega la fruta elegida, se macera, se le suma mucho hielo roto y se le da un buen shake en la coctelera. «La idea es usar un solo ingrediente y explotarlo con mucha creatividad», comparte la artista de las espirituosas que también elabora opciones sin tacc. «Usamos una tónica apta y otra que lleva jengibre. Hay para todos los gustos».

    Beerlin nació como un bar de cervezas artesanales y al tiempo se le sumó la coctelería. Hoy, ambas ramas están unidas en la sección de Beer Cocktails; allí está el Mojito Golden (ron dorado, Golden Ale con hojas de albahaca, jugo de limón y almíbar) y ruso Alemán (vodka, Cynar y cerveza kolsch con frutos rojos, jugo de limón y almíbar) por ejemplo.

    «No hay que temerle a estos cócteles, se equilibran los alcoholes y sale algo muy rico», dice camila quien también creó opciones con café para así disfrutar de una chala extensa cuando el frío comienza a bajar. Como el Espresso Martini que se realiza con café, vodka y amaretto.

    Beerlin Craft Beer & Food. Happy hour en cocktails seleccionados de 19 a 21 hs. Locales: Arístides 129, Ciudad / Almirante Brown 1115, Chacras de Coria. Carta y reservas: bit.ly/beerlin. Pet friendly. Instagram: @beerlin.mendoza

    Fotos: Mayda Rodas