La ya clásica bakery cumple ocho años y lo festeja con descuentos y una nueva sucursal.

    Bröd nació en 2013 con su local a metros de la Plaza Independencia. Sebastián Flores y Francisca Costanzo fueron dos de sus fundadores y comenzaron con un concepto claro: la creación de productos horneados de panadería y pastelería artesanal que hicieran foco en el proceso de elaboración.  «Nuestra idea era hacer panes por pieza, pero a otra escala, algo que por aquel entonces en Mendoza no se hacía», cuenta Sebastián.

    Desde el principio marcaron una diferencia y se destacaron por sus panificaciones de primera calidad. «Arrancamos con muchas ganas de hacer panadería y llevarla a otro nivel. Queríamos hacer productos muy cuidados», agrega Sebastián.

    La materia prima de gran calidad es clave. La selección de diferentes tipos de harinas (trigo orgánico, trigo sarraceno, algarroba o api), los levados lentos y el uso de semillas son fundamentales para la obtención de sus excelentes productos, que además son hechos a mano todos los días. «Todo lo que hacemos en Bröd está hecho con nuestras manos de manera artesanal».

    El local ubicado en calle Chile 894 de Ciudad fue el que vio nacer el proyecto. «Primero hacíamos todo ahí, estábamos todo el día nosotros. Cocinábamos, atendíamos, sacábamos platos, hacíamos pastelería…y de a poquito fuimos creciendo y esa cocina nos quedó chica, así que alquilamos otra en el mismo predio, que también nos quedó chica…» explica Sebastián.

    Pasaron por distintos lugares para poder elaborar sus productos, y en el medio sumaron cinco nuevas sucursales en diversos puntos del Gran Mendoza: en el complejo Lomas de Avenida Champagnat, en la calle Viamonte y el complejo La Bonita de Chacras de Coria, en la calle Boedo de Luján y en la esquina de Yrigoyen y España del Barrio Bombal.

    Hoy cuentan con una nueva central de producción, más grande y cómoda, donde llevan a cabo todas las opciones de panadería y pastelería que ofrecen. «Todas las mañanas salen unas camionetitas con pan recién horneado y entregamos en todos los locales que tenemos».

    «Sentimos que hemos atravesado muchas etapas, algunas dolorosas y otras lindas. Ha sido un gran aprendizaje» , expresan sus dueños, tras ocho años de abrir sus puestas por primera vez.

    Y así es como Bröd se ha convertido no sólo en la bakery preferida de muchos mendocinos, sino en una experiencia que va más allá de sus panes, brunchs, cafecitos, tardes de té, pastelería, picnics y sus hermosos espacios, donde la idea es que cada uno descubra y redescubra la esencia del proyecto.

    Como novedad: ¡pronto abren las puertas de un nuevo local en Av. Sarmiento! Se trata de un espacio reducido con modalidad take away ideado tanto para turistas como mendocinos. «Es una especie de kiosco con un mostrador a la calle. Tendremos café para llevar, sándwiches fríos y calientes, productos de panadería y pastelería», explican. El nuevo espacio apunta a un modelo reducido donde las personas que trabajan por la zona y quieren hacer un corte en la mañana o desayunar tengan esa opción, y también para que el turista pueda armar su paquetito para disfrutar en un picnic, tour, almuerzo o media tarde.

    A modo de celebración por un nuevo aniversario, del 19 al 25 de julio todos los panes tienen un 15% de descuento en cualquiera de sus sucursales.