Hermanas de los árboles, el documental  realizado por dos mendocinos en la India, se estrenó en el Cine Universidad y fue un éxito de taquilla, tanto que se abrieron nuevas funciones desde este jueves hasta el domingo.

    El film realizado por  Camila Menéndez y Lucas Peñafort en Piplantri, una pequeña aldea de Rajastán (India), cuenta el proceso cultural que viven las mujeres a partir de políticas positivas que incentivan el  cuidado de las niñas, de los árboles y del agua. El documental  ganó el Premio del Público en el Festival de Málaga (España) y del Premio Especial de la Crítica en DOCSMX (México), entre otros tantos reconocimientos internacionales.

    India es uno de los países más peligrosos para ser mujer, en muchos casos las matan cuando nacen para no tener que pagar las dotes al casarlas, y el alcalde de este pueblo, Shyam Sundal Paliwal, a raíz de la pérdida de una de sus hijas por deshidratación, decidió cambiar la historia de las mujeres y de la sequía. Charlamos con Camila que por estos días se aboca a terminar un de los cortos que formarán parte de la Vendimia 2021.

    ¿Cómo lograron filmar este documental en Rajastán?

    Lucas y yo veníamos hablando de filmar en la India y una amiga nuestra que había viajado nos contó esta historia de Piplantri que nos conmovió muchísimo porque involucra al  ecofeminismo, el cuidado de la vida, de las mujeres y del agua. Les escribimos por la página web, nos contestaron enseguida y nos invitaron a viajar.   Nos compramos un pasaje solo de ida, y Shyam Sundal Paliwal cumplió con todo lo que nos dijo, nos dieron casa, comiday apoyo en todo el rodaje.

    Los cambios propuestos por Paliwal favorecen a las mujeres pero también son de tipo ambientalistas, ¿cómo se relaciona todo esto?

    Paliwal perdió una hija de 16 años, deshidratada por una diarrea fuerte, y sufrió mucho por eso. El pueblo ha padecido una deforestación y sequía por la explotación de una de las canteras de mármol más grandes de Asia y tienen la costumbre de plantar un árbol cuando alguien se muere. Paliwal propuso plantar árboles cuando nacen las niñas y no cuando se mueren. Entonces generó un proyecto al que las familias se pueden sumar de manera voluntaria y que consiste en plantar 111 árboles por cada niña que nace. Además abren una cuenta bancaria donde depositan dinero para el futuro de sus hijas y firman un contrato para que las dejen hacer la escuela. Otra medida importante es que no las pueden casar antes de los 18 años. La iniciativa la tomaron y la están replicando en otros 200 pueblos, y en Piplantri han generado un centro de entrenamiento donde les explican cómo hacerlo.

    ¿Cómo encararon el rodaje del documental, fue fácil acceder a la comunidad?

    Fue muy fuerte, el choque cultural es gigante y la comunicación es difícil, sobre todo con las mujeres, porque la mayoría no llegó a hacer ni 5to grado. Son mujeres que nunca han sido protagonistas de nada. No es tan fácil revertir esa situación, a muchas les daba vergüenza, o pensaban que no tenían nada que contar o los maridos no las dejaban. Entonces fuimos entendiendo que había que esperarlas. Filmamos a mujeres con las que después no pudimos continuar, hasta que encontramos a las cuatro que protagonizan el documental.

    Fue una convivencia larga y generamos vínculos profundos y ellas se abrieron de una manera que no sé si alguna vez habían experimentado. Nos mandamos saludos y emoticones hasta el día de hoy.

    ¿Pudieron ver la película?

    Nuestro sueño es poder pasar la película allá, y en otros pueblos que todavía no pueden salir de esta situación. Estábamos a punto de conseguirlo cuando empezó la pandemia, así que ellas se han visto en un celular, que no es lo mismo.

    ¿Han logrado tomar conciencia de este cambio cultural?

    Lo empiezan a pensar, pero las mujeres mayores siguen muy atadas a las costumbres. Me llamó mucho la atención una niña de 10 años, la vi totalmente distinta, ocupando un lugar, queriendo hablar, con un empoderamiento diferente.

    ¿A pesar de las enormes diferencias culturales, sirve esta experiencia a la construcción del feminismo en Latinoamérica?

    Hay muchísimos puntos en común, ellas aprendieron el feminismo desde la práctica, armaron cooperativas para tener sus propios productos y no dependen del marido, son un ejemplo de empoderamiento para todas las mujeres, son inspiradoras en cualquier país. Acá tenemos una mujer muerta por día y creo que sirve mucho mirarlas y mirarnos.

    Camila Menéndez y Lucas Peñafort, acompañan la proyección de la película en todas las funciones. y están disponibles para responder preguntas o participar de debates y charlas.

    Hermanas de los árboles / Argentina-India / 2019 / 86 minutos / Apta para todo público / Dirección y guion: Camila Menéndez y Lucas Peñafort. Jueves a domingo a las 21 hs.. Entrada general: $150 Disponible para adquirir en la boletería de la Nave UNCUYO.