Matías Michelini abre las puertas de un parador de vinos en pleno Valle de Uco y llena de color los muros de su bodega Passionate Wine, conocida en el pueblo como la Bodega del Mono.

Matías Michelini inaugura por estos días un parador de vinos en su bodega Passionate Wines de Tupungato. El enólogo es de los que quieren descontracturar el arte de tomar vino y ha comprado una expendedora  automática que entregará vino en copas. La idea es que cualquiera que vaya pasando se detenga (en zapatillas, alpargatas, shorts o ropa de trabajo) y disfrute de una buena copa.

«No hace falta estar vestido de etiqueta para tomar buenos vinos», dice Matías y explica que la máquina adquirida es toda una novedad que funciona con una tarjeta a la que se le carga dinero y se usa con un sistema de autoservicio eligiendo entre 8 vinos disponibles en 3 medidas: copa entera, media copa o copa degustación. «La idea es tomar vinos sin corbata», define.

El parador está sobre Av. Correa en la «Bodega del Pueblo o la «Bodega del Mono» como se conoce a Passionate Wines desde que «Asfáltico» (colectivo de street art) pintaron sobre la fachada un mega mono tomando vino. Hay quienes  la llaman también la «Bodega de los Huevos» porque 27 de estos recipientes se ven desde la ruta, algunos intervenidos también por artistas.

La antigua cava tiene más de 40 años y Matías Michelini la compró para hacer sus vinos y elaborar también a pequeños productores de la zona.  Lo curioso es que en su interior el grupo Asfáltico pintó las etiquetas de Passionate: Verdes Cobardes, Montesco, Pink Panter,  Eterno Retorno, Demente, Esperando a los Bárbaros, Vía Revolucionaria, entre otras. Los creativos nombres que elige siempre llevan una etiqueta diseñada por Carolina Saguán que termina de darle forma a las ideas Michelini. «Los artistas de Asfáltico durmieron en una pileta de vino durante una semana mientras pintaban las etiquetas», recuerda Matías.

En Passionate, elabora 27 vinos propios que se suman al total de 84 vinos producidos por los cuatro hermanos Michelini: Gerardo, Gabriel, Matías y Juan Pablo. Para comprender el mapa de producción de la familia, podemos decir que en la bodega El Zorzal están como socios y asesores Juan Pablo, Gerardo y Matías; Passionate Wine es de Matías; Gen es de Gerardo y Andrea Muffato y Super Uco es la única cava que comparten los cuatro hermanos.

Matías, revolucionario e innovador defiende y experimenta sobre los vinos naturales. El enólogo avanza en el concepto de generar «vinos brutales» como su Torrontés Brutal, un vino «naranjo», aromático, rústico, intenso y turbio que nos convida en una degustación matutina para introducirnos en su forma libre de elaborar vinos orgánicos a los que no los rige ninguna ley.

Nota: Valeria Mendez