La tradicional sopa de fideos japonesa se expande alrededor del planeta. Mendoza se suma a esta tendencia y Martín Raffaniello, dueño de BAO, comparte algunas recomendaciones para disfrutar la experiencia.

    Hasta hace relativamente poco la gastronomía japonesa era algo exótico y desconocido para la mayoría de las personas en Occidente, pero con el paso del tiempo sus platos tradicionales se han extendido al mundo entero. Gracias al cine y al animé hemos podido descubrir sus comidas típicas, y hay una opción que gana lugar: el ramen. Cada vez más restaurantes ofrecen este manjar entre sus platos y más amantes de la cocina se animan a prepararlo en casa.

    Se trata de una sopa de noodles (fideos orientales), preparada con un caldo aromático acompañado de diferentes ingredientes como carnes, verduras, pescados y huevo – entre muchos otros- que se sirve en un cuenco. Para comerla se utiliza una cuchara especial para el caldo, mientras que para los toppings y los fideos se usan los palillos.

    Su origen no es completamente japonés, sino que más bien se trata de  una fusión con otro plato proveniente de China. Fue pensado para el trabajador de fábrica que necesitaba alimentarse bien para continuar con su larga jornada y ganó espacio en la gastronomía japonesa en la época de la posguerra por ser económico y alto en nutrientes.

    Luego los habitantes de ese país hicieron algo muy propio de su cultura: lo perfeccionaron hasta el extremo y consiguieron la receta que hoy se ha extendido por todo el mundo. Cada región tiene un estilo diferente para prepararlo, y así surgieron muchas variantes que comparten un mismo formato y la combinación de ciertos elementos.

    En Japón es parte de la alimentación diaria. Se consume durante todo el año en puestos de la calle, en el tren, restaurantes y comedores. De hecho, hay lugares que sólo ofrecen esta opción en su menú, por lo que a la hora de cocinarlo los chefs alcanzan niveles de maestría.

    Ganó popularidad en Occidente a mediados de 2004, cuando David Chang, chef estadounidense, inauguró el primer restaurante de ramen de Nueva York, el cual fue premiado por la guía Michelin.

    Ramen en Mendoza

    Nuestra provincia no se queda atrás. Desde hace algunos años son cada vez más los lugares que se animan a innovar e incorporan esta propuesta gastronómica a su carta, y con el tiempo han sumado adeptos.

    Martín Rafaniello, dueño de la taberna asiática BAO, nos cuenta que el secreto para un buen ramen reside en la calidad de los productos y el tiempo que lleva su elaboración. «Lo principal es saber hacer un buen caldo y trabajar en su preparación. También respetar ciertos estándares. El sabor umami es muy importante, en el pescado se encuentran algunas características de ese quinto sabor, y cuando se agrega ajinomoto esas notas se destacan más».

    BAO ofrece una experiencia donde la música, la decoración y la comida nos trasportan a Asia, pero además cuenta con una tienda donde se pueden conseguir diferentes productos para cocinar en casa los mismos platos que brinda el restaurante.  Picantes, aceite de sésamo o de maní, y fideos de arroz son algunos de los ingredientes que ofrece el lugar.

    Martín advierte que cada vez son más las personas que se animan a cocinar este plato en sus hogares, y por eso nos dio algunos tips para que la receta salga genial y no sea excesivamente cara.

    «Primero que nada hay que hacer una elección del caldo en base a los gustos personales, puede ser picante, veggie, de pollo, o mariscos, entre otras opciones. Para hacer un buen caldo no es necesario gastar una barbaridad de dinero, es posible hacerlo con cosas accesibles como carcasas de pollo, o patas de cerdo. En cambio, sí es importante enfocarse en la calidad de los fideos, una opción rápida puede ser usar los Maruchan, o sino algún spaghetti al huevo. Por último están los toppings, que se eligen en base al tipo de caldo que decidimos hacer. Cada caldo tiene su topping específico», revela.

    Como última recomendación, aconseja ver en Youtube los videos de Kwan Homnsai, chef tailandesa que enseña a elaborar de forma sencilla platos exóticos de Oriente.

    Aunque existe desde hace mucho tiempo, el ramen está viviendo un boom. Todo comienza como una moda, para luego instalarse de forma permanente entre nosotros. Incluso para los que disfrutan estar en casa, esta opción comienza a imponerse en la cocina diaria.

    Nota: Agustina Agost