Quince obras de Laura Rudman se exponen en la Galería de Arte de Park Hyatt. Joven, auténtica y desenfadada, nuestra artista del mes explora paisajes y escenas cotidianas, rescatando los valores de lo propio, de la infancia, con un trazo firme y grueso, con colores cada vez más intensos y luminosos. Pasen y vean.

  • Autor:Valeria Mendez
  • No mostrar en el home:1

“Valparaíso, Buenos Aires, Mendoza y todos los “Macondos” posibles, se repliegan en las pinturas de Laura Rudman. El mundo de las típicas callecitas de cualquier ciudad sudamericana, se repite incansablemente una y otra vez”. Pero también hay bodegones e interiores domésticos, así como exteriores, esquinas barriales, fachadas de edificaciones pobres, patios, ropa colgando, y algunos bosques que pueblan el imaginario de la artista. Con algunas de estas palabras, la historiadora del arte, Natalia Arcos, define la obra de Laura.
Pero veamos qué dice Rudman sobre Rudman, algo que, posiblemente, quienes aprecien su obra querrán saber una y otra vez.
Lo que brota es vendimia y no es vendimia: “No me atrae la vendimia como hecho turístico, para ser honestos. Lo que me mueve es el concepto concreto de la cosecha y desde ahí, lo que me atrae estéticamente es la labor de la tierra, la mano que cuida, poda y recoge. El trabajo comunitario, la danza de los camiones y la esperanza. Lo que Brota sintetiza lo que  estas obras muestran. Los patios van narrando historias vinculadas a la niñez, a los recuerdos pero atravesados por la idea de lo que retoña, lo que brota…. y es por eso que es ineludible la presencia de la vendimia, como la esperanza que nos habita cada vez que sembramos”.

Objetos que hablan por los hombres: “Mi pintura es pintura de objetos que cuentan historias. Objetos que son representaciones de nuestra humanidad, de nuestra intimidad. Lo cotidiano es lo que me inspira cuando me pongo a trabajar. Nunca copio del natural, ni uso modelos. Siempre que me preguntan por la ausencia de la figura humana en las obras explico lo mismo: para mí, algunos objetos son capaces de contener a sus dueños, reflejar sus sentimientos, hablar de la condición humana desde la ausencia del hombre, desde su silencio.  En Lo que Brota vuelvo a contar historias desde la simbología de los elementos y sus modos de  representación”.

Para tener en cuenta
+ Alumna de Carlos Gorriarena, en Buenos Aires también admira a Ángel Gil, Antonio Sarelli, Alfredo Ceverino, Adelina Tarditti  y Carlos Ojam, los maestros que le enseñaron el oficio.
+ Lo que brota se exhibe  durante  marzo y abril en el Hotel Park Hyatt Mendoza. Abierta en forma permanente.
+ Laura ha expuesto en:  Galería Nes Zona54, Buenos Aires; Cava de Arte Bodega Zuccardi; Espacio Contemporáneo de Arte de Mendoza; Galería Matthei, Santiago de Chile; Sala “El Farol”, Valparaíso, Chile ; Sala “Enjoy del Mar”, Viña del Mar, Chile; Supermercart, Madrid, España, entre las galerías más destacadas.

[cycloneslider id=”laura-rudman”]

Artículos Relacionados