Reconocido mundialmente como “el cazador de besos”, este argentino aventurero ha fotografiado más de 1000 besos en distintas ciudades del mundo. Nos envía a través de su proyecto “100 World Kisses” un mensaje de paz, amor y esperanza.

    Ignacio Lehmann decidió un día renunciar a su trabajo y se fue de viaje en busca de aventuras. El destino lo llevó a Nueva York y ahí mismo, caminando por esas calles, se le ocurrió una idea: tomar fotos de gente besándose. Se puso como objetivo fotografiar 100 besos. Porque quería enviar a través de ellos un mensaje de amor, paz y esperanza al mundo.
    Imaginemos fotografiar 100 besos en una ciudad que no conocés, con gente que no habla tu idioma, que no te conoce y no sabe nada de vos. Con otros tiempos y otras costumbres. Una aventura única y tan emocionante que cuando cumplió su objetivo decidió ir en busca de más besos a otras ciudades del mundo. Así nació 100 World Kisses.
    Y así, fotografiando besos, logra sumergirse en la ciudad de lleno sin ponerse barreras. Se deja llevar por la gente, las historias y las intuiciones que van marcando sus pasos y sus días. Busca besos en todas partes y a cualquier hora. No le importa si llueve, si hace frío o si el beso es en un bar, en un subte, en un museo, en un puente o en una bici. Todo sucede naturalmente.
    ¿Cuánto tiempo está Ignacio en cada lugar? “Depende de muchas cosas, estoy 100 besos en cada ciudad. Ese es mi tiempo de estadía”, asegura.
    El artista ha fotografiado más de 1.000 besos en distintas ciudades del mundo como Tokyo, Nueva York, Londres, París, Berlín, Barcelona,  Florencia, Hiroshima, México, Venecia, Kyoto, Buenos Aires y Lima.
    Este fotógrafo y viajero argentino tuvo el ambicioso sueño de fotografiar 100 besos en cada ciudad del mundo. Ya lo ha conseguido en unas cuantas, pero todavía le queda mucho por recorrer…