Ubicada en la Bodega Baquero de Maipú, un pequeñísimo espacio de 1886 exhibe productos a base de uva y oliva.

La familia Baquero tiene popularidad para quienes aman el mundo del vino. Desde hace más de 130 años el apellido conserva la pasión de sus ancestros y son las bisnietas herederas del proyecto, Marcela y Griselda, quienes además de preservar sus raíces, apuestan por propuestas que conjugan historia, patrimonio y presente.

En busca de develar los secretos del lugar, llegamos a Coquimbito, en Maipú, y recorrimos de la mano de sus mentoras La cava de la cosmética, un espacio abierto al público con los productos de belleza de tres emprendedoras mendocinas.

Son Gilda Alonso -Aromas del Vino-, Emilse Lingua -Culto Olibec- y Marcela Baquero -Cosmética Baquero- quienes exhiben sus productos a base de vino y oliva en una habitación subterránea de 1880 hecha con adobe y ladrillos. Se trata de la segunda cava más antigua de Latinoamérica.

«Los productos son elaborados en Mendoza y los principales activos son cultivados en la finca. Además, el visitante puede recorrer la propiedad, que cuenta con una posada», explica Marcela. «También invitamos a los interesados a descubrir el proceso que da origen a estos cosméticos naturales y a disfrutar de una experiencia vinculada a nuestra cultura a través de cremas, aceites, sales y perfumes» , agrega Gilda. En la cava de vinos, pegada a la de productos cosméticos, un altar pintado por Sergio Roggerone le rinde homenaje a la Virgen de la Carrodilla.

Perfumes, sales, jabones, máscaras, emulsiones y cremas son algunos de los productos del enoturismo que pueden encontrarse en el lugar, un sitio para rendirse a la historia de nuestra provincia y hallar nuevas facetas de la olivo y vinoterapia, donde las uvas y el aceite son fuente de nutrición de la piel, sinónimo de bienestar y expresiones naturales de aromas exquisitos.

Para visitar La cava de la cosmética es necesario coordinar una cita previa. Informes: 2616659274; [email protected]