La bodega catalana Freixenet, dueña de Finca Ferrer en el Valle de Uco se une a la alemana Henkell para formar la mega empresa de espumantes

La firma española Freixenet propietaria de la bodega del Valle de Uco Finca Ferrer, líder en la producción de espumante elaborados con el método tradicional y denominación de origen, se asoció a la empresa alemana Henkell, productora también de espumantes. Juntas producirán la mayor cantidad de este vino en el mundo.

“La cooperación hispano-germana crea el líder mundial del sector de los vinos espumosos, permitiendo a Henkell y Freixenet desarrollar nuevos mercados y canales de distribución”, indicaron en un comunicado.

Cabe destacar que el Grupo Henkell posee un amplio portfolio de vinos espumosos, con posiciones de liderazgo en muchos mercados.

 

Freixenet, en tanto, es la marca número uno en el mercado internacional de vinos espumosos de calidad, con posiciones de liderazgo en muchos mercados y ventas en más de 100 países.

De hecho, cada año, este grupo es responsable de elaborar entre 100 y 120 millones de botellas bajo método tradicional, equivalente al 41% de toda la producción de cava de España, industria que mueve más de 1.000 millones de euros anualmente.

Freixenet además posee otras 18 bodegas repartidas en países como Francia, Australia, México, Estados Unidos. Además, posee una bodega en Mendoza: Finca Ferrer, más precisamente en el Valle de Uco, donde cuenta con viñedos propios.

Grupo Henkell le había comprado parte de los papeles de Freixenet a las familias Hevia y Bonet. En paralelo, el actual presidente de honor de la empresa española, José Ferrer Sala, junto con José Luis Bonet, se quedarán con cerca del 50% de Freixenet S.A.

 

Artículos Relacionados