Más allá de restaurantes y bares, donde la alternativa está siempre intacta, indagamos en aquellos sitios que ofrecen, con paladar clínico, etiquetas novedosas, de alta gama y de bodegas pequeñas.

Son espacios acondicionados para degustar vino tirado o vino en copa, además ofrecen venta de botellas y ricas comidas para acompañar la salida.

Chinitas Wine Club: Tesoros sensoriales

Hace tres años nació este club de vinos de la mano de Marina Mendieta y Fernanda Pizarro. «Lo fundamos con la idea de representar a pequeños productores, vinos garage y ediciones limitadas de excelentísima relación precio-calidad. Quien viene a Chinitas se encontrará con vinos que no están en todas partes, con etiquetas súper locas de personas que se animan a romper con los estereotipos», dicen. Abierto de lunes a viernes de 17.30 a 22.30 hs., quien visita el lugar puede comprar botellas, por supuesto, pero también disfrutar de una copa con una rica picada. «Vamos viendo qué vino necesita un empujón para que sea degustado con el soporte de las redes sociales, rotando todos los días las etiquetas», explican sus mentoras. Sin máquina disponible, Chinitas cuenta con vino tirado, una propuesta amigable con el medio ambiente, así como bebidas orgánicas, biodinámicas y con mucha conciencia en la producción. Chinitas, en huarpe, «mujeres de la tierra», es un homenaje a todas las trabajadoras de la industria del vino. En Montevideo 735. Tel. 261 5585674.

 

Cabrera Charif Wine House: Especialistas en la materia

La casa de vinos ubicada en la Arístides cuenta con dos sistemas de vino por copa y un catálogo amplísimo para la venta de botellas. Una manera posible es con las máquinas dosificadoras, donde la botella se descorcha e inserta en el dispositivo mediante una manguera que introduce gas argón para su conservación. En este caso son 16 las opciones de etiquetas nacionales e internacionales que el cliente puede elegir en la medida de media o una copa. Por otro lado, el sistema Coravin: un artefacto que se coloca en el pico de la botella para perforar el corcho con una aguja que extrae la medida de la copa deseada y luego se sella, también, con gas argón. «Este sistema permite que la botella mantenga las condiciones de guarda hasta su próximo uso. El costo es más elevado que el sistema anterior ya que ofrecemos vinos de alta gama», comenta Drucila Charif. Los distintos equipos Coravin, accesorios y repuestos, están a la venta en el espacio de Arístides Villanueva 397, Ciudad. Para comer hay desde entraña a la chapa, hasta preparaciones más sencillas como empanadas, tapas o papas, así como tablas, ensaladas y postres. De martes a domingo desde las 19 hs. Informes: 261 4800550.

La Sala Maridajes: Arte, vino y degustaciones

La Sala Maridajes funciona desde el año 2016 y es un espacio desarrollado por la tienda Sol y Vino para los amantes del buen vino y la gastronomía. En un ambiente rodeado de arte y buena música, los clientes tienen la posibilidad de tomar vino por copa entre más de 1800 etiquetas de Argentina. De lunes a sábado de 17 a 00.30 hs., el equipo de profesionales propone una serie de flights temáticos del vino, como el «Viaje del Malbec», con cinco copas que invitan a conocer las distintas expresiones de los valles mendocinos y sus sabores. «En nuestra agenda contamos con actividades temáticas, donde bodegas, enólogos y referentes se acercan a contarnos su historia. Entre otras cosas proponemos coctelería, muestras de arte y eventos privados. Para los más curiosos invitamos a conocer nuestro Garage, una intervención artística de Laura Caccavo Hoffmann con tesoros del mundo (Gift Shop)». La Sala Maridajes queda en Av. Perú 1136.

Tasting Patagonia: Sabores del Sur

Un sector con salón de venta de productos gourmet de la Patagonia, como mermeladas, cervezas artesanales, té, especias ahumadas, conservas típicas, acompañan a otro espacio con mesas de madera de ciprés, en un ambiente que habla del sur del país, con gastronomía típica de dicha región. Vinos del sur, pero también una línea mendocina de Viñedos Los Maitenes, de Luján de Cuyo, son un campo abierto a la expresión y el descubrimiento de varietales como Pinot Noir, Merlot, Riesling o Malbec, entre otros. «También tenemos vinos más extraños, como el varietal italiano «Raboso» que nos provee Los Maitenes, los únicos que elaboran dicho varietal en Argentina», añade el dueño de Tasting Patagonia, Ricky Lorenzo. Hay vino por copa en varietales y etiquetas rotativas o una degustación de tres copitas que pueden salir con una tapa o bruschetta para un maridaje más completo. También una carta de comidas. Abre todos los días, salvo los jueves, de 10 a 00 hs. en calle Espejo 533.

Bute Plaza: Dispenser a toda hora

En Chile y Espejo, pero también en Palmares, Bute dispone de 8 etiquetas de alta gama y premium, por máquina expendedora. «La idea es que quienes quieran probar los vinos más caros que tenemos, no tengan que comprar la botella sino pagar la copa, disponible en tres medidas: de 35, 70 y 140 ml. El valor de la elección es proporcional al precio de la botella», explica Matías Cardoso, responsable del lugar. Desde hace más de un año la propuesta suma seguidores en este espacio de las buenas tertulias, tanto haciendo el pedido en la mesa o bien, con tarjetas digitales que disponen del crédito que uno quiera para manejarse en modo auto-servicio. Las etiquetas son casi siempre mendocinas, de distintos varietales y con la presencia infaltable de un buen Malbec. En Gral. Espejo 501, Ciudad. Tel. 4139159.