Valentina, Nicolás y Sofía crearon Oswald Black, una marca de mochilas hechas y pensadas desde Mendoza

Valentina Ciullini, y los hermanos Nicolás y Sofía Schweizer son los creadores de Oswald Black, la marca mendocina de mochilas personalizadas.

Los tres son estudiantes de Diseño: Valentina y Nico de la carrera Gráfica y  Sofía de Diseño Industrial. Siempre quisieron hacer un emprendimiento porque –a tono con los de su generación– prefieren arriesgarse en una empresa, a pensar una vida dependiendo de otros.  Además el trabajo debe ir siempre unido al placer.

La idea se gestó en las charlas de buffet, en la Facultad de Artes de la UNCuyo. «No veíamos mochilas lindas hechas en Mendoza, ni locales que las vendieran», cuenta Valentina Ciullini. «Las que nos gustaban eran diseños de Buenos Aires o de Chile, así que se nos ocurrió probar el proceso de fabricación de una mochila», explican.

Compraron los materiales y  le tocaron el timbre al tío de Valentina, quien tiene un taller de talabartería: «Nos metimos, empezamos a coser, hicimos la primera mochila y aprendimos».

El segundo paso fue diseñar los modelos Pampa y Vancouver, ambos unisex y que se pueden personalizar.  «Te damos una gama de colores para combinarlos como quieras, y otro detalle es que podés ponerle un parche a elección del catálogo de parches que tenemos», nos explican.

Y esa es la clave del éxito, los «millennials» buscan objetos personalizados que los caractericen, los identifiquen, los distingan.

La marca de mochilas Oswald Black ofrece todo eso. Los chicos empezaron vendiendo 15 por mes y hoy alcanzan las 40 mochilas mensuales. El modelo Pampa es el que más se vende y el próximo lanzamiento es la Pampa Mini, pensado para chicas.

«La Vancouver es más simple, tiene un bolsillo externo y otro interno para la PC, en cambio la Pampa es un poco más grande tiene bolsillo para la compu y varios bolsillos externos, además la enganchás con una soga y tiene un estilo más aventurero», describe Valentina.

«Con la marca creamos una familia y un estilo de vida, nuestro público está en la franja de 18 a 35 años. Siempre que te vendemos la mochila, te vendemos las ganas de viajar y formar parte de Oswald», detallan.

El desafío de Oswald Black es continuar con la línea de productos para viajes como materas y billeteras. «La idea sería tener nuestro local, pero nos gusta estar en el taller, diseñar».

Las mochilas se venden por las redes sociales y ya están en Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires y Río Negro. Una Pampa sale $1.500, y los modelos Vancouver y Pampa Mini, $1.200.

Artículos Relacionados