Esa es la propuesta de la marca creada por tres jóvenes que rediseñan prendas a partir de otras que duermen en el cajón de los recuerdos. Le suman valor y las reinsertan.

Juana Peñalva, Rocío del Mar Muñoz y Martina Kretschemar son compañeras de facultad y para su tesis de grado presentaron la idea de crear prendas nuevas a partir de la reutilización, revalorización y resignificación de otras en desuso.

Y su trabajo no quedó en una instancia académica sino que se transformó en la marca Re y se coronó en el Mendoza Fashion Week 2018. Las estudiantes de Diseño de Indumentaria Textil llevan al denim como su sello en la moda y son fieles a su estilo simple y fresco.

«Teníamos mucha ropa sin usar y al notarlo surgió todo este emprendimiento de ser nuestras propias jefas. El haber desfilado nuestras creaciones por primera vez y recibir tantos halagos y aplausos nos dio otra motivación, fue como un empujón para seguir y tener un sentido», resaltan las jóvenes que en diciembre presentaron su primera colección: «Fashion revolution».

Juana, Rocío del Mar y Martina descosen, cortan, bordan a mano, cosen a máquina, hacen moldes y demás… «Hacemos todo nosotras», reconocen, y a la vez comparten: «El diseño que uno dibuja queda siempre mejor en la prenda porque con las telas cambia mucho; telas que previamente separamos por géneros y color».

El estilo que persigue la marca mendocina es urbano y sus prendas únicas son diseñadas bajo la tendencia para que sean usadas en cualquier ocasión. Lo que resaltaron a coro es que sus talles son para todas las mujeres ya que un mismo molde quedará bien a pesar de la estatura y peso de cada una.

En cuanto al fuerte de cada una, coincidieron en que solas se fueron adjudicando las tareas según sus habilidades; así, Martina se encarga de las costuras, Rocío de lo más técnico como la moldería y Juana de lo artístico de la marca y también de las prendas, como es el bordado. «Nos complementamos y llevamos muy bien», dicen.

La campera, chaleco y/o kimono son, para ellas, los must del guardarropa; «uno se puede vestir muy clásico y con colores básicos entonces es cuando el abrigo se lleva todas las miradas y realza el conjunto», cuentan las diseñadoras que, de paso, adelantaron que se vienen los trajecitos; pantalones pijama; colores sólidos como el verde, lila rosado, azul; estampados en camisolas; el animal print y el jean en cualquier prenda.

Y para quienes deseen comenzar a reutilizar su ropa, Re aconseja: «Intentar darle un nuevo uso como sea. Un tip es mezclar lo vintage con algo más moderno y sumar accesorios que ayudan un montón a cambian la prenda. No siempre es necesario cortar o bordar».

Para contactar a las diseñadoras de Re podés escribirles por su cuenta de Instagram Re_diseno

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.