Con 20 años, la modelo es una de las favoritas en las pasarelas del mundo, su trabajo se destaca en la última edición de Vogue Italia.

    La diferencia horaria entre Milán y Mendoza no nos impidió hablar con Mica Tosi sobre su nueva vida como modelo, las pasarelas, los backstages y las oportunidades que día a día recibe.

    Tiene 20 años y con su 1.78 metro de estatura se luce en desfiles de las grandes marcas europeas. De hecho, ella es una de las favoritas de Dior porque ha sido seleccionada más de cuatro veces para que lleve su ropa por las pasarelas del mundo entero. También es la preferida de Paco Rabanne y de Victoria Beckham, quien la eligió para mostrar su colección Primavera 2020 y hasta compartió en su Instagram dos publicaciones de Mica.

    Ese desfile marcó su comienzo y desde ese momento, la mendocina comenzó a caminar las semanas de la moda de Milán y París, donde tuvo la oportunidad de abrir el desfile de Dries Van Noten. Y a la hora de marcar el desfile que más le gustó, señala el de Fendi, en el que estuvo junto a Mica Argañaraz, Gigi y Bella Hadid y Kaia Gerber.

    Fue en su participación en el Mendoza Fashion Week 2017 que «la vieron» desde Buenos Aires y le propusieron mudarse. Lo hizo apenas terminó el secundario y lo recuerda con un momento de grandes decisiones: «Me fui de viaje de egresados y a las dos semanas me mudé y allí comenzó toda esta experiencia. No fue fácil tomar la decisión porque ya estaba por empezar el pre universitario, hablé con mis papás y me aconsejaron seguir mis sueños. Y acá estoy».

    El apoyo incondicional de sus padres lo remarca en más de una ocasión y es que esta joven modelo de repente se encontró viviendo en Europa, con chicas de su misma edad y de todas partes del mundo. «Todavía no caigo. Estuve con mucha gente de renombre, pasarelas, editoriales… tuve que anotar todas las cosas para darme cuenta de todo lo que he hecho».

    Micaela es modelo de alta costura y como ella misma remarca no es una chica comercial, «no tengo ese perfil, siempre me dediqué más a lo que es fashion». E inmediatamente indagamos sobre su estilo: «Es andrógino o unisex, me ponés en modo femenino y soy re femenina y si me ponés más varonil también lo soy. No soy una nena dulce de volados y flores».

    «Lo mio son los desfiles, me encantan, con estar en ese show soy capaz de ponerme lo que sea, lo que me den. Es emocionante. Cuando salgo a la pasarela me pongo seria total, soy otra persona. Son apenas unos segundos que tenés que disfrutarlos a pleno y dar todo», nos cuenta y a la vez remarca que ella es muy divertida y todo el tiempo hace chistes.

    Otra experiencia que la dejó alucinada fue aparecer en la edición octubre 2020 de Vogue Italia. Al verse en las páginas de la revista su emoción fue «grandísima», «la fui a comprar, la ojeé y no podía creerlo porque pasaron varios meses desde que me sacaron esas fotos. La producción fue impresionante, en un castillo hermoso».

    Los backstage suelen ser multitudinarios y varios profesionales lookeando a las modelos que en minutos salen a escena. Los cambios de imagen son alucinantes y siempre van a tono con la colección que se presente. «Es re lindo que te maquillen y peinen, pero en la vida real (risas) yo voy sin maquillaje, soy re natural, voy relajada, cantando y bailando por la calle. Eso sí, acá cambié mi estilo, me corté el pelo, estoy colorada y tengo una onda más rockera».

    Para muchos, el mundo del modelaje nos es ajeno y escuchamos valoraciones negativas como por ejemplo, que es un ambiente competitivo. Pero Mica asegura que sus colegas son sus amigas, que hay un apoyo mutuo «y más estando afuera de casa».

    Qué sucede a nivel físico, ¿hay muchas exigencias?

    Hay medidas por respetar y a algunas de las chicas les cuesta más que a otras. Yo llevo una vida sana, entreno y tengo un gran grupo de contención de profesionales y mi familia. Tiene sus sacrificios, no todo es viajar y estar con gente reconocida. Pasé de repente a una vida adulta, tengo que estar siempre con una buena imagen y hay épocas en las que no tengo trabajo. Pero mientras me haga feliz, lo seguiré haciendo y cuando ya no me cierre la idea, lo viviré como un muy buen recuerdo y una gran experiencia.

    Su corta edad y su ya gran carrera como modelo, la llevan a soñar y se ve en otros polos de la moda como New York y España. «Aspiro a varias cosas como desfilar para Yves Saint Laurent y Prada. Pero fundamentalmente ir a otros lugares aunque no puedo planificar mucho porque a veces me llaman horas antes de un vuelo. Soy super estructurada y me costó un montón dejar que todo fluya».

    Micaela Tosi arrancó su carrera en Mendoza de la mano de Booq agencia. Look1 la llevó a conocer el país y la presentó a IMG Models Worldwide. Todo este recorrido de pasarelas, editoriales y aventuras, ella te lo cuenta en sus redes sociales: @micatosi