Con varios años en el mercado del diseño, Miguel Quiroga, alias Oveja, y Matías Basoalto, alias Remi, saben cómo imponerse para crear marcas y etiquetas bajo el nombre de Oveja & Remi Estudio.

Las buenas ideas son muy importantes en un mercado totalmente cambiante, además de ser competente, pero lo más importante es la capacidad de empatía y flexibilidad para el éxito. Sin duda Remi y Oveja han sabido de esto para llevar a cabo un emprendimiento con propuestas creativas aplicadas a vinos y bebidas espirituosas. Su rasgo principal: aprovechar al máximo la capacidad de observación.

Miguel Quiroga – Oveja – es diseñador gráfico y Matías Basoalto – Remi – es psicólogo y encargado de planificación. Ambos se unieron bajo el nombre Trip, haciendo alusión a una revista de viajes que idearon pero que jamás salió a la calle. Fue el primer paso hacia lo que hoy son: «finalmente decidimos ser simples y usar los nombres con los que nos conocen, un poco de informalidad en un medio tan snob nunca viene mal», dice Oveja.

Como buena dupla creativa la inspiración los encuentra en cualquier parte o situación cotidiana. «Nos inspiramos hasta manejando en el auto» confiesa Remi y agrega: «Oveja no es un tipo de muchas palabras, pero cuando maneja se charla todo, así que manejamos juntos desde la casa de «Ove» al estudio. Ahí ya arrancamos el trabajo de los clientes, nos ponemos al día, y  en la oficina ponemos un buen disco y todo ya fluye mejor. A veces con un vasito de whisky, pero siempre la inspiración llega y nos divertimos mucho». «En ocasiones dejar de pensar ayuda, como también escuchar música o salir a correr, las ideas llegan solas», interviene Oveja.

Su trabajo principal es el diseño de packaging aplicado a vinos y bebidas espirituosas. Oveja, el encargado de pensar las etiquetas, relata que siempre quiso diseñar posters «desde primer año de la facultad, y eso hacemos, diseñamos carteles pequeños que casualmente van pegados en una botella. Es una manera divertida de ver el diseño de packaging  y nos abre la cabeza para hacer cosas que no son estéticamente correctas para este tipo de proyectos».

Si Oveja & Remi fuera una bebida espirituosa, ¿cuál sería y por qué? y ¿qué diría la etiqueta?

Seríamos un gin porque  es una bebida que va bien con todo. Un cliente nos dijo una vez que no hay malos gins, hay cosas que no van bien con ciertos gins, pero el gin siempre es bueno. La etiqueta nuestra sería una ilustración invisible y diría Oveja & Remi en blanco, con mucho aire en el paño.

Si pudieran elegir un proyecto, ¿cuál o cómo sería?

Siempre quisimos hacer el re-branding de la marca Jesús.

Oveja y Remi hace tres años que dedican la mayor parte de su tiempo a trabajos para empresas del exterior por lo que están en constante movimiento y generado proyectos fuera del país. Actualmente están lanzando líneas de Gin, vodka, ron y Jagermeister en Inglaterra; etiquetas de ron en Italia, de gin en la India y etiquetas para vinos en Chile, además definen la nueva línea gráfica de una importante bodega mendocina.