Hermanas, amigas y ahora, socias. Martina y Valentina Marticorena crearon esta marca de prendas negras oversize para que todos se sientan cómodos al usarlas.

    Nómada nació por una inquietud de Martina y de Valentina, las hermanas que hoy son socias en su propio proyecto de moda e indumentaria. Pero no es uno más sino uno único, destinado a quienes quieren romper esquemas, a quienes no van detrás de la moda y aman el «full black».

    Ambas comparten el gusto a la hora de elegir prendas negras, simples y lisas, lo cual les resulta una misión casi imposible a la hora de la compra. Y eso mismo fue lo que las llevó a crear su propia indumentaria oversize y unisex. «Empezamos a confeccionar lo que no encontrábamos y queríamos para ofrecer un estilo que nos representa y nos une», revelan las emprendedoras motivadas por el diseño.

    Sus prendas son un llamado a todos aquellos que les guste estar en movimiento y tengan al negro como color favorito, porque lo es para ellas y no lo taicionarían con ningún otro color, salvo con el blanco, para que haya una opción distinta. «Team Nomadark vs. Team No Más Dark, ¿por qué elegir uno si se puede tener ambos?», es uno de sus slogans.

    Buzos y chalecos con capuchas negros más remeras blancas y negras forman las cuatro colecciones lanzadas hasta el momento al mercado, son hechos en algodón puro y con talles que no siguen la tabla oficial porque las creadoras no creen en las etiquetas y proponen sentirse «cómodo en el que quieras».

    «Para nosotras este mundo es un laboratorio en el que aprendemos constantemente, haciendo y rehaciendo, observando y ajustando minuciosamente cada detalle», confía Martina que es Diseñadora Gráfica y Valentina, estudiante de arquitectura. Ellas son quienes definen los diseños y luego los modelos siguen su camino en talleres mendocinos.

    Una pregunta casi obligada es si seguirán sumando nuevas prendas y la respuesta llegó con intriga: «Nos siguen preguntando por buzos entonces estamos viendo cómo dentro de este producto podemos hacer uno distinto».

    Fiel a su estilo sencillo y en colaboración con el medio ambiente, las socias escogieron un packaging que acompañe su filosofía, «buscamos no abusarnos con papeles ni bolsas, utilizamos bandas impresas chicas y la etiqueta, nada más», comparten las emprendedoras que hacen envíos a todo el país.

    Su proyecto nació en febrero de 2020, un mes antes de que la cuarentena por coronavirus frenara al mundo entero, sin embargo ellas continuaron trabajando a pesar de los faltantes y de las fallas que se producen en la industria. «Nos encanta lo que hacemos, a pesar de los problemas, siempre los hemos podido solucionar y seguir para adelante. Nosotras entramos de cero a este ambiente y es un aprendizaje constante, consideramos que es importante la actitud que se le pone después del imprevisto y siempre ver lo que sale bien».

    Al ver la comunicación que manejan y su imagen corporativa, Nómada es súper profesional, algo que no sucede muy a menudo. «Pensamos mucho lo que publicamos en redes porque es nuestra manera de llegar a la gente, estamos hasta en los mínimos detalles porque es lo que nos da personalidad como marca. Y el buen feed back del cliente, te va orientando en cómo seguir».

    ¿Cómo ven el futuro de Nómada?

    -Siempre quisimos que sean colecciones limitadas, prendas exclusivas, que la gente que consigue un buzo, remera o chaleco sea afortunada y sienta emoción. Hoy pensamos en el día a día, nos quedamos en estas colecciones limitadas por lo que el futuro también es nómade.

    Nómada, destructores de color. Instagram: @nomadark