Delfina y Solana son diseñadoras de indumentaria, primero se hicieron amigas y luego socias en MartínezGalán, su marca de trajes de baño y línea de ropa para mujeres fuertes y seguras.

    Delfina Martínez y Solana Galán, amigas y socias, crearon su marca para mujeres fuertes y seguras. Hoy nos presentan La Mar, su nueva colección de trajes de baño y prendas que se reinventan para toda ocasión.

    Curiosas, inquietas, de espíritu fresco, ambas tienen una visión clara de negocio justo y productos minimalistas, atemporales y de colores neutros. Buscan inspiración en la moda australiana y tienen influencias de varias regiones de la Argentina.

    Delfina es mendocina y estudió gran parte de la carrera en Córdoba. Solana es de San Martín de Los Andes, estudió acá y reside en Buenos Aires. Saben cómo llevar adelante un trabajo en equipo y a la distancia aunque el 2020 les trajo un cambio radical en su metodología.

    La pandemia las volvió a unir físicamente y ahora están las 24 horas trabajando y creando a la par. «Hemos cerrado muchas cosas que necesitaban que estuviéramos juntas. MartínezGalán necesitaba que nos fusionáramos por un tiempo para generar», cuentan las emprendedoras que acaban de lanzar una nueva colección.

    Presentan en sociedad «La mar», mallas de dos piezas y enterizas junto a su primera línea de prendas. Su filosofía se centra en la calidad y la fabricación sostenible, así como en productos prácticos y auténticos para cada mujer.

    «A nosotras nos gusta la ropa minimalista, que comunique con los recursos justos, de colores sobrios, que se pueda combinar y usar en distintos momentos. El diseño es simple, sobrio pero con una línea sofisticada, que va para todo tipo de cuerpos. Nos enfocamos en la moldería y en las texturas de las telas más que en estampados».

    Para esta quinta colección, se inspiraron en la mariposa y en su transformación por lo que su ropa persigue el ser funcional y que pueda reinventarse según la ocasión. ¿Cómo? Desmontando sus distintas piezas. Sí, ellas crearon un concepto innovador que a todas nos seduce.

    La ropa de MartínezGalán se transforma y combina, es slow fashion ya que una camisa, por ejemplo, tiene más de cuatro usos distintos: con volados en sus mangas y en su ruedo, sin ningún volado o con volados solo en una manga o en un lado de su corte irregular. Algo que resaltaron es que todas las uniones son invisibles porque van por adentro de la prenda, quedan escondidas.

    «En esta nueva línea sumamos ropa que se complementa con los trajes de baño como vestidos, shorts, camisas de lino, conjuntos tejidos y hasta sastrería de pantalón largo y corto que va muy bien con un top de los trajes de baño». Se trata de ropa que ves y te gusta, te queda bien, es cómoda y la podés combinar.

    Las telas que utilizan son importadas de Brasil y la confección la realizan en los mejores talleres de Buenos Aires. «Nuestra política es cuidar cada detalle y cada producto. Las creaciones de alta calidad y los patrones confeccionados detalladamente se convirtieron en nuestro foco. Y tuvimos la suerte de encontrar a los mejores en su rubro».

    El sueño de MartínezGalán es que cada mujer que entre a su showroom encuentre algo para ponerse y se sienta plena. Por ello cuentan con una curva de talles y sus prendas se venden en conjunto o por separado.

    MartínezGalán. Showroom en Martínez de Rosas 744, Ciudad de Mendoza. Horarios de atención: Miércoles a viernes, de 10.30 a 18.30 y los sábados, de 10 a 18. Venta on line con envíos a todo el país en su web https://www.martinezgalan.com.ar/. Instagram: @martinezgalan_. Contacto: 2944609076 (Soli) o 2612098549 (Delfi).

    Fotos: Gentileza MartínezGalán