Descubrimos los entretelones del Mendoza Fashion Week, el evento que exhibe lo que reconocidas marcas de indumentaria proponen para esta temporada.

Con dos días de moda sobre la pasarela, el Mendoza Fashion Week marca el inicio de la primavera y saca a relucir los modelos más sobresalientes que las principales marcas de indumentaria tienen para mostrar. Durante dos días y en su octava edición, parte de la playa subterránea del Mendoza Plaza Shopping fue convertida en pasarela para compartir, junto a más de 600 asistentes, las colecciones primavera-verano de diez reconocidas firmas, además de los desfiles de las ganadoras del Semillero 2018: Boppard y RE.

El diseño de autor toma cada vez más fuerza en el evento y el momento de la juventud creativa no pasó desapercibido. En la edición 2019 también se presentaron los siete diseños que fueron finalistas del concurso que promueve el talento local: Vamos Bien, Felinea, Grapé, Mayra Ballesteros, Flipá y los elegidos para que el año próximo muestren sus propuestas: Crux Studio y Baq.

Cerca de las 19 y luego de una recepción en el sector de sponsors, donde también fue el cóctel de cierre para invitados especiales, el estacionamiento del mall funcionó como espacio de bienvenida, ambientado con livings, barras y backs, pensados desde la estética del arte urbano y el graffiti. Andes Origen fue una de las bebidas presentes y con la que brindaron los asistentes sobre el final, para coronar una nueva edición cargada de la alegría del verano.

A grandes rasgos, la inspiración de las marcas tuvo un poco de todo: opciones para el día y la noche, mucho de versatilidad, diseños desestructurados, colores neutros, estampas, flores y virtudes de la naturaleza, y cuerpos cómodos con telas sueltas, holgadas, brillantes y bordadas. La diversidad fue un eje abierto a vestidos, trajes, kimonos, enteritos y la posibilidad de armar conjuntos apelando a la imaginación propia.

Las marcas ganadoras del Semillero 2018 incorporaron mensajes de arte y conciencia ambiental a sus pasadas. En el caso de Boppard, presentó la alegría y esperanza de «Carnaval», con organzas intervenidas, bordados a mano, incrustaciones y accesorios de alpaca en prendas súper femeninas de fiesta, cóctel y noche.  Por su parte, RE presentó «Reinside», atenta a la reutilización de telas y prendas amigables con el planeta.

Los calzados y accesorios permiten sumarle condimentos a cada look y sobre la pasarela del Shopping hubo alternativas para todos los gustos: diseños clásicos, zapatillas, colores metalizados, tachas, alturas variables y para llevar en cuerpo y mano, mochilas, bolsos, carteras, riñoneras y sobres.

La producción de moda y el estilismo del Mendoza Fashion Week estuvieron a cargo de Booq Agencia, mientras que la producción integral corrió por cuenta de Omar Escales y Pedro Marabini. Más de 50 modelos pasaron durante las dos jornadas sobre la pasarela vestidas por las marcas asociadas a la semana de la moda, maquilladas -en algunos casos del modo más natural posible- por Salvatore Make Up y con peinados también relajados, de Mucho Peluquería.

Fotos

123456789

Pablo Donna