Un periodista abre las puertas de su casa para una cita semanal en la que los sabores de su cocina son compartidos con un pequeño grupo alrededor de una mesa.

Difícil saber qué se esconde detrás de la consigna: una dirección en la Ciudad que se le revela al interesado en privado, una aventura gastronómica hacia lo desconocido y el periodista y escritor Emilio Vera Da Souza al frente de la propuesta que desde hace diez años comparte en Mendoza. Atravesada por este misterio comienza la salida para quienes desean adentrarse en su loft a experimentar una comida, en la que los gastos son divididos entre los comensales, y el menú corre por cuenta e idea de su mentor.

«El Zócalo de la Cuarta» empezó como un sitio de reuniones de colegas y amigos, aunque con el tiempo los jueves en la casa de Emilio se volvieron un clásico. Así es como otras personas allegadas se acercaron a conocer el lugar que no es ni siquiera un restaurante a puertas cerradas. Sin carta, servicio, ni mozo y con una sola mesa aunque varios ambientes a disposición, los interesados se suman por curiosidad y encuentran una alternativa siempre diferente, de diálogo, personas y sabores por delante.

Artistas, periodistas y un público cautivo que quiere saber qué pasa allí se acercan a lo que Emilio describe -en general- como una experiencia única: «Quien viene lo hace una vez y en una futura oportunidad elige un restaurante. Los conocidos sí, vuelven, festejan su cumpleaños, casamientos, fiestas, reuniones de compañeros de colegio y esas cosas. Siempre hay una picada de recibimiento, un plato principal y un postre». Motivado por sus propias ganas de comer rico, Emilio emprendió este camino gastronómico que conjuga con su oficio desde hace 30 años: el periodismo.

Obras de arte, objetos intervenidos, antigüedades, libros, utensilios de cocina, todo en el loft de Emilio tiene una razón de ser. Entre quienes han pasado por el lugar y ahora menciona, figuran Osvaldo Bayer, Los Enanitos Verdes o Miguel Rep, quien además es amigo de la casa. «No hay restricciones para quien quiera venir siempre que exista como base el respeto. Quien viene no lo hace espontáneamente y partiendo desde ahí se arma el grupo antes, cocino con anticipación y el misterio es parte de la propuesta», dice Da Souza.

Quien desee conocer más sobre este lugar consultar: FB/ Zócalo de la Cuarta

Artículos Relacionados