Dos hermanas mendocinas crean y fabrican objetos de diseño cotidianos que se destacan por la originalidad y calidad de sus materiales. Utilizan telas estampadas a mano y lonas importadas, provenientes de cultivos orgánicos.

    Por Valeria Méndez

    Laia y Cristina Reynals, dos hermanas que decidieron  potenciar sus profesiones (Cristina es diseñadora industrial y Laia, arquitecta), son las jóvenes emprendedoras de Drap, un estudio-taller orientado al diseño y creación de objetos para el hogar.

    Con la premisa de lograr artículos de calidad, originales y únicos, la propuesta apunta a ofrecer objetos simples, de uso cotidiano, que sobresalgan por su diseño y la excelencia de su materia prima.

     

    diseño telas

    Laia y Cristina Reynals, las diseñadoras de Drap.

     

    «Empezamos reciclando muebles pero vimos que la oferta de objetos de tela era muy limitada en Mendoza. Decidimos, entonces,  volcarnos al diseño textil», aseguran las chicas, quienes además se destacan como miembros del reconocido estudio de arquitectos Bórmida & Yanzón.

    Los  productos de Drap están fabricados con telas estampadas a mano y lonas importadas provenientes de cultivos orgánicos. «Tenemos una línea de productos para el hogar, que incluye mantelería y almohadones, y otra de uso personal con estuches, cartucheras y bolsos», señalaron las creadoras.

     

    drap

    Artesanal: las chicas imprimen las telas y diseñan los objetos.

     

    Los objetos los hacen completamente ellas, imprimen telas con diseños que rescatan de libros y publicidades antiguos, haciendo impresos en serigrafía, o dibujan ellas mismas novedoso estampados, originales y únicos. Después que obtienen los estampados en forma artesanal, diseñan y cosen los productos.

    Todas las telas estampadas a mano se producen en el taller. Para lograrlo utilizan dos métodos aptos para tejidos naturales de algodón. Una de estas técnicas tradicionales es la serigrafía, que permite transferir las imágenes a cualquier superficie (papel, tela, madera) y la otra el teñido shibori, técnica japonesa que da resultados mucho más aleatorios y sorpresivos.

     

    drap

    Almohadones, cartucheras e individuales son algunos de los objetos diseñados.

     

    drap

     

    «Todo proceso a mano es impredecible, pero valoramos estos cambios sutiles de tonalidad e intensidad como parte de nuestro proceso de fabricación. Estas variaciones hacen que cada pieza sea única», explicó Cristina.

    «La investigación y experimentación son pilares fundamentales para nosotras. Nos interesa estar en contacto con todo el proceso creativo, desde el diseño de las estampas hasta el packaging, para lograr productos únicos e innovadores que pongan en valor la manufactura artesanal», agregó su hermana.

     

    drap

    Las hermanas Reynals, en plena faena.

     

    Ya consolidada la marca entre los amantes de los productos de diseño, Drap lanzará próximamente su nueva colección. Los productos se pueden conseguir en el showroom ubicado en la calle 25 de Mayo de Ciudad. Las diseñadoras adelantaron que muy pronto estará lista su tienda online para poder satisfacer los pedidos que les llegan de otras parte del país. Mientras tanto sus ventas se producen en las ferias de diseño como la conocida Indigna y recientemente iniciaron gestiones para desembarcar en Madrid.

    A través de su fanpage de Facebook facebook.com/estudiodrap reciben consultas desde distintos puntos del país. También las han contactado desde España. «Estamos muy contentas con todo lo logrado en este primer año».

     

    drap

    La idea de Drap es que cada diseño sea único e innovador.

     

    drap