La cantautora sigue con la presentación de «La Flecha» y se prepara para el lanzamiento de la miniserie «El Anticuario», donde participa con su música.

¿Una banda y un disco? Té con King Kong, que está a punto de sacar su disco nuevo y que lo súper recomiendo. Es una banda de tres mujeres increíbles y muy talentosas que se vienen con todo.

¿Un bar cultural? La Honorable, que es un lugar secreto y un gran sitio para escuchar música. Es muy hermoso, accesible y tiene unos sandwichitos de carne a la olla que no se pueden explicar. Ahí todo el mundo toca, gente consagrada, que está empezando, y es un sitio muy amable.

¿Tu recomendación para alguien que visita Mendoza? Le sugiero que busque lugares pequeñitos para comer, hay un montón de restaurantes donde se come exquisito y que por ahí no son los más conocidos. Me gustan las fondas. Me gusta Las Patricias en la calle Paso de los Andes y me encanta el bodegón de Andes Talleres, alternativas donde se come riquísimo y no son tan caretas, digamos. Y después que caminen, que caminen la Ciudad para conocerla realmente.

¿Una diseñadora? Agustina Blanco, la creadora de Lund Klader, que es su marca. Trabajamos juntas en algunos vestuarios para la presentación de La Flecha y otros shows, y me encanta que usa siempre telas diferentes, con texturas distintas y también que le encantan los brillos, como a mí.

¿Un refugio para crear canciones? Tengo un lugar en mi casa que es donde compongo, pero me gustaría llevarme todo a alguna casita en la montaña en Tunuyán y hacerlo ahí. Me encantaría.

Mariana Päraway está, además, a punto de sacar el simple «La belleza del error» y el miércoles 8 de agosto toca en Taverna junto a una nueva formación de la mano de Paula Sánchez en teclado y Milo Lucero en batería.