La Dj nos cuenta sobre sus gustos a la hora de elegir música, gastronomía y paseos en la «mágica Mendoza».

La Dj, Guadalupe García Valls reparte sus días entre la música, el trabajo y el estudio. Actualmente se encuentra cursando el último año de la carrera de Psicología. A su vez trabaja en una agencia de marketing y comunicación, y para completar la semana toca todos los días jueves en Barijho Downtown, «un bar con mucha onda y con una propuesta distinta a las demás de la Arístides». Su próximo proyecto «producir música, un sueño pendiente que me encantaría concretar en breve.»

Si tu idea es salir a bailar…¿a dónde vas?

La verdad es que no salgo mucho a bailar, menos desde que empecé a trabajar en la noche. Generalmente voy a fiestas privadas, más chiquitas, en donde toque algún Dj local que me guste o donde sé que van a pasar buena música. Los boliches grandes no me atraen mucho, prefiero ir a algún bar como Tertulia, donde podes tomar algo rico y si tenes ganas también bailar. La propuesta musical ahí siempre es muy interesante y diversa.

También me gustan las fiestas que combinan recital más baile. Esas son mis preferidas.

El año pasado hacían unas fiestas en el Mercado Cooperativo de Godoy Cruz muy atractivas. Y en general soy muy fan de todos los ciclos que organiza Chuky Gorria.

También estoy muy fanática de las propuestas de fin de semana de Republic – bar en Tunuyán -, que llevan bandas y después se arma fiesta. Hay una movida creciente muy interesante por esa zona.

¿Y si es a escuchar buena música?

¿Bares con buena música? Taverna, Willys Bar y Tertulia. También me ha llamado la atención la música que pasan en Unión Cafetería, siempre que paso ha sido una sorpresa. Lo que me llama la atención de este lugar es la perfecta combinación de café más jazz, muy fino.

Elijo esos bares porque generalmente cuando salgo a tomar algo me gusta escuchar algo diferente, más tranqui, que no sea electrónica.

Una banda o Dj mendocina que musicalice tus días

Mi banda mendocina preferida es Las Cosas que Pasan, porque es la única que expresa a flor de piel el género con el que me inicié en la música, el Grunge. Creo que se diferencia mucho de todas. También adoro la propuesta de Gauchito Club, me parece divertido y alegre, sobre todo para verlos en vivo. Slow dry es otra banda de rap local increíble que todavía no se conoce mucho, pero confío en que cuando saquen su disco dentro de poco, va a explotar.

Si querés comer algo después de una fiesta ¿a dónde vas?

Hace muchos años que dejé de consumir comida rápida, pero mi placer culposo preferido, son los panchos, ¡sin duda! Y que sean de Pancho Villa, bien completos. Sino, elegiría las piadinas de El Tano de Arístides.

Un lugar para ir a comer con amigas:

Me gusta mucho El Mercadito para almorzar, hay platos simples pero bien logrados. El lugar tiene onda, buena música, y solcito todo el año. Si es a la noche, iría a Abrasado, es mi lugar preferido porque soy fan de la carne y los pescados, y ahí los hacen increíbles.

Si tenés que hacer un paseo o salida turística por Mendoza, ¿cuál sería?

Este año conocí el Manzano, quedé enamorada. Tiene unos rincones verdes con arroyos, que a mi parecer resumen a la perfección la magia de Mendoza. Si tuviera que llevar a pasear turistas, definitivamente sería por allá.

Cerca de eso también queda La Azul, una bodega familiar divina, con un ambiente súper relajado y distinto a lo que proponen las demás de Mendoza. Lo que más me gusta de ahí es que podes quedarte después de comer tirado en el pasto tomando vino y mirando el paisaje al lado de la ruta. Restaurante de bodega también me encanta Pan y Oliva para ir los domingos. Otro lugar descontracturado, y que tiene la mejor milanesa de Mendoza.