Bodegas del siglo pasado, algunas restauradas y declaradas patrimonio histórico, otras rescatadas del olvido por sus descendientes, ponen en valor los espacios de guarda y el histórico microclima que se genera en visitas después de hora.

Entrar a la cava de una bodega siempre tiene algo de templario y sagrado. Hay silencio, quietud, aromas, temperaturas y humedades diferentes. Las cavas subterráneas además tienen ese encanto que aporta todo lo que se encuentra soterrado, escondido, tapado. El ritual se potencia mucho más si el encuentro es nocturno.

Este año la bodega Clos de  Chacras nos sorprendió agregando a su cronograma turístico las visitas nocturnas a la cava en las cenas de los viernes y sábados de 20.20 a 23 hs. Una sensación diferente se siente al entrar en las cavas subterráneas del Clos en plena noche chacrense. El guía -mientras bajamos una estrecha escaleras- relata la historia de Bautista Gargantini fundador de la bodega en 1921. Apenas terminamos de bajar, detrás de unas rejas y en la penumbra, el escritorio de Bautista yace intacto como custodiando el pasillo donde se guardan los vinos en piletas.

Otra bodega que anunció por estos días sus visitas por la noche es la restaurada Bodegas Caro (ex Escorihuela) en pleno Godoy Cruz donde funciona 1884, el restaurante de Francis Mallmann. El tour nocturno propone explorar las históricas cavas de la bodega, construida en 1884 (declaradas Patrimonio Histórico de Mendoza) y que hoy pertenecen a la sociedad entre la familia Catena, de Bodega Catena Zapata y la familia Rothschild, del Château Lafite. Caro acaba de ganar el Oro en la Categoría Arquitectura, Parques y Jardines de los premios  Best of Mendoza’s Wine Tourism 2018.

Los días y horarios para poder visitar y disfrutar del tour nocturno son de lunes a viernes de 18:30hs. a 21:30hs. (Consultar por sábados y domingos).

Los Toneles, antigua bodega que ha sido restaurada, ahora propone también vistas nocturnas. «Cruzar el pórtico de entrada es como entrar en otro tiempo y clima. En los antiguos muros de Bodega Toneles se respira el encanto y la magia de la época de oro de la arquitectura argentina», indica el área de turismo de la cava  fundada en 1922 por la familia Armando.  La describen con un «aire clásico, elegante y con cierto encanto de la belle époque, marcado por detalles y ornamentos art nouveau, que dotan de gran belleza y personalidad al edificio».

En 2002, la bodega fue adquirida por la familia Millán que  puso en valor el edificio y le dio vida, lo que en 2014 fue premiado con el Gold Award Excellence in Architecture & Landscape. Las visitas nocturnas a esta cava pueden hacerse de miércoles a sábado hasta las 21 hs.

Bodegas Caro: Alvear 151, Godoy Cruz. Tel 261 4 530 963 // Los Toneles:  Acceso Este Lateral Norte 1360, Guaymallén. Tel 261 431-0403 // Clos de Chacras: Monte Líbano 1025, Chacras de Coria. Tel 4961285 

Artículos Relacionados