Mendoza ofrece increíbles paisajes de montaña y opciones para caminatas en lugares muy cercanos a la Ciudad. Conocelos para poder disfrutarlos

En Vallecitos reina un clima especial. Antiguos refugios de esquí y pistas abandonadas le dan un halo de otra era a todo el parque del Cordón del Plata. Caminar por Las Veguitas, admirar Las Morenas, y recorrer senderos que bordean los arroyos son parte de nuestra propuesta de fin de semana.

El Cordón del Plata es uno de los centros más requeridos para practicar senderismo, trekking y andinismo. Si bien el ascenso de los cerros El Plata y Vallecitos –con más de 5.000 msnm-, significa un reto para deportistas entrenados, el parque ofrece circuitos para caminar que van desde una hora en adelante. El atractivo radica en que se puede experimentar la sensación de estar en clima con las altas cumbres, a sólo 80 km de la ciudad.

Nos centraremos en los tranquilos paseos de altura, accesibles para hacer con la familia, que no requieren de un gran esfuerzo físico y nos permiten disfrutar de paisajes incomparables. Recomendamos el sendero que lleva a Las Veguitas inferior, donde se encuentra el primer campamento de base desde donde los andinistas inician el ascenso a gran parte de los cerros del Cordón. El trekking a Las Veguitas no demanda más de una hora y es sumamente agradable. Desde la playa de estacionamiento del centro de esquí, hay que marchar hacia el suroeste y seguir el sendero que va bordeando el arroyo Blanco. Después de una trepada se llega a una planicie de veguitas donde predomina el verde de los duros pastizales de montaña que crecen en los humedales del arroyo. Se aprecia una panorámica de los abruptos caracoles que suben hasta Vallecitos y de los cerrillos mendocinos.

Desde ahí, se puede continuar durante una hora más hasta el campamento Piedra Grande que ofrece una vista del acarreo que lleva a los cerros Vallecitos y El Plata. Durante este trayecto se observan las laderas de los cerros San Bernardo, el Stepanek, Adolfo Calle o el Franke. Es base también para el ascenso al Vallecitos, Rincón y Lomas Amarillas.

Otro trekking que demanda un poco más de exigencia física pero muy accesible es el ascenso al cerro Lomas Blancas. Recomendamos hacerlo siguiendo el curso del arroyo de la quebrada por el norte, este camino es mucho más placentero que subir por el filo del cerro. En la cima del Lomas Blancas hay una panorámica excepcional de las poblaciones El Salto,  Las Vegas y Valle del Sol, con el dique de Potrerillos al fondo. Para llegar a este punto se necesitan unas tres horas y otras tres para bajar. El descenso se puede hacer por la ladera sur del cerro enganchando con Las Morenas de Vallecitos que son un verdadero espectáculo y finalizan en la pista de esquí. Otra opción antes de bajar es continuar la ruta para hacer cumbre en los cerros que conforman el Cordón de la Cadenita (el Estudiante, el Cáucaso y el Iluso), pero es un trayecto que demanda su tiempo.

Vallecitos es un lugar que conserva la rusticidad de los primeros refugios de alta montaña, a 3.000 msnm y es visitado permanentemente por andinistas y turistas de Argentina y del mundo. Varios paradores ofrecen servicios de comida y alojamiento. El paseo bien vale la pena, aunque no seas un amante del deporte aventura. Llegar hasta allí en tu vehículo ya es toda una travesía. Los vertiginosos caracoles del camino que llega hasta San Antonio se disfrutan, podrás hacer tomas fotográficas de paisajes de montaña, guanacos y con suerte algún cóndor que sobrevuele tu trayecto.

Artículos Relacionados