Continuamos paseando en bici pero ahora tomamos la vía que une Godoy Cruz con Ciudad. ¿Listo para descubrir nuevos paradores? Vamos.

    En nuestra primera entrega te contamos qué lugares hay para recargar energías en la ciclovía que va de Godoy Cruz a Chacras de Coria. Ahora retomamos viaje para recorrer el tramo que va de Palmares a la Ciudad, una ciclovía híper transitada dado que llega hasta el Parque General San Martín (y más), muchos la usan para llegar a sus trabajos, tomarse el tranvía o recrearse en el pulmón verde de Mendoza.

    Nuestro punto de partida es el open mall de la Panamericana. Apenas comenzás a andar hacia el norte podés cargarte de provisiones en el supermercado que está justo en la rotonda o en el kiosco que está sobre la avenida principal. Si el reloj te marca la hora de la comida, podés disfrutar de las burguers de Roswell, frente al Parque Estación Benegas que ofrece varios juegos y espacios recreativos para niños y grandes.

    Continuando con el paseo y una vez pasado el puente de la ciclovía de Godoy Cruz (sí, el que quema un poco las piernas) seguimos camino hacia nuestro punto de llegada o retorno, el zanjón Frías.

    Pasaremos por detrás de panaderías y varios lugares de comida como Quick Salads por si queremos deleitarnos con un sándwich o ensalada al paso. El verde del pasto que nos acompaña durante el recorrido da sensación de libertad y nos recarga de energías.

    Si justo tenemos sed de cerveza artesanal y hambre de pizza, bajamos una cuadra por General Paz y encontramos El Rinconcito o Los Inmigrantes, Rottem y Estación Palero. Más adelante, sobre la misma ciclovía está Hangar 52 el cual dispone de un amplio jardín donde podés dejar las bicis. Unos metros más hacia el sur encontrás el Estadio Provincial de Hockey y, si estás de suerte, podrás ver el entrenamiento o partido de grandes jugadores locales.

    Al pasar por el arroyo de Carola Lorenzini empezamos a disfrutar de murales en homenaje al cine argentino, los cuales fueron realizados por destacados artistas de América Latina a lo largo de casi tres kilómetros de extensión en las diferentes paredes por las que atraviesa el recorrido.

    Podemos comprar una fruta fresca o cualquier bebida orgánica en Mística Natural o reservar una mesa en Alma Patio. Los juegos de niños o el punto de de bicicletas «En la bici» te esperan antes de cruzar la calle Anzorena.

    Más adelante cruzamos Beltrán, a la altura de las vías del tranvía, y tomamos la ciclovía que nos llevará por Pascual Segura y así comenzamos el tramo final de nuestra propuesta de hoy. Vamos siguiendo las vías y pasamos a metros de las paradas del transporte público, en caso de necesitarlo.

    Pasaremos por varios puntos recreativos y parquecitos en los cuales es buena opción estirar las piernas, hidratarnos o comer una barrita que recargue nuestras energías. Seguimos viajes, ya casi llegamos.

    Los galpones en la vereda este y el zanjón delante de nuestros ojos marcan el destino. En Santiago del Estero hay varias ofertas para detenernos y disfrutar; o sobre Mariano Moreno, hacia el oeste, está Mailhó, un excelente lugar donde relajarte y ordenar café con delicias pasteleras o un exquisito helado.